Sábado 15 DE Junio DE 2019
Insólito

‘Killer Net’: un adolescente teje una red de cinco metros con 9.000 pajillas para concienciar sobre el abuso del plástico

Fecha de publicación: 13-05-19
Por: Cultura - Europa Press

Una bolsa de plástico tarda 55 años en descomponerse, según ‘Greenpeace’. Un vaso de plástico, hasta 75, y una botella de agua, hasta 500. Cada año, más de ocho toneladas de estos y otros residuos plásticos acaban en el mar, según estimaciones de la Universidad de Georgia (EEUU).

Adriano Souras se encontró mientras buceaba en Atenas (Grecia) con una de las consecuencias directas de este tipo de contaminación: en el rincón marino que estaba explorando el adolescente de 16 años había un pez, que se había quedado atrapado en una bolsa de plástico.

“En ese momento me sentí impotente, pero pensé que si no podía ayudar a ese pez, tal vez pudiese contribuir a que el plástico de los océanos fuera cosa del pasado”, ha explicado en declaraciones a Europa Press. Pero, ¿cómo? Una tarde, mientras paseaba por la playa, lo vio claro: con pajitas de colores. En concreto, con las que la gente dejaba tiradas, que Adriano ha ido recolectando con la ayuda de familia y amigos.

Así fue como nació la idea para ‘Killer Net’, una exposición –que se puede visitar en el Museo de Diseño de Chicago (EEUU)– que denuncia el uso abusivo del plástico. La instalación se basa en una red de pescador ‘tejida’ a partir de más de 9.000 pajitas de plástico de colores, que mide más de cinco metros.

El artista describe a la web del museo su obra como “a la vez atractiva e inquietante” por lo colorida que es y el hecho de haber sido construida a partir de plástico: “La red se ajusta y asume diferentes formas, señalando la propagación constante que causa la contaminación, a veces sutil u a veces agresiva. Esto se disimula por los colores atractivos de las pajitas”, explica.

Adriano expone su obra en mitad de las huelgas escolares por el #FridaysForFuture, en las que miles de estudiantes de todo el mundo se manifiestan cada viernes para pedir que las autoridades tomen medidas para luchar contra el cambio climático. Este movimiento surgió en 2018 gracias a Greta Thunberg, una adolescente sueca que comenzó a hacer sentadas frente al Parlamento del país durante el verano pasado y que ya ha llegado a llamar a la acción a líderes desde el Parlamento europeo.

“Valoro mucho a Greta Thunberg y el impulso que dio al involucrar a la generación más joven en temas ambientales. Soy consciente de que estos eventos no traerán cambios inmediatos, al igual que mi red, pero estoy convencido de que son pequeñas semillas que pronto darán su fruto”, ha reconocido Adriano a Europa Press. “Son semillas en la conciencia de las jóvenes generaciones que serán los próximos líderes, empresarios y ciudadanos del futuro”, ha subrayado.

CONCIENCIA SOCIAL FAMILIAR

Aunque Adriano no está seguro de a qué se va a dedicar en el futuro, el diseño social le atrae y, de momento, le gustaría “continuar por este camino”. Ya ha hecho incursiones en el mundo profesional habitualmente reservadas a personas de muchas mayor edad: presentó una colección de ropa en la Semana de la Moda de Vancouver (Canadá) con 14 años.