Martes 17 DE Septiembre DE 2019
Insólito

Luego de 26 años sin resolver un crimen, análisis de ADN revela al asesino en Alaska

No hubo ningún testigo del crimen. No se encontraron pistas y el asesinato de una joven en Alaska permaneció sin resolver durante 26 años.

Fecha de publicación: 18-02-19
Por: Andrea Paola

Esta semana, la familia de la víctima, Sophie Sergie, asesinada a los 20 años en 1993, finalmente recibió un poco de alivio: la Policía detuvo a un sospechoso de violar y matar a la víctima en el baño de una universidad.

La identificación era de un hombre llamado Joseph James DeAngelo. Con los avances tecnológicos que no estaban disponibles en los noventa, los miembros de la Unidad de Casos sin Resolver volvieron a revisar el material del caso de Sergie, quien se encontraba de visita en la Universidad de Alaska Fairbanks. 

La joven fue vista por última vez cuando salió por un cigarrillo y le sugirieron que lo fumara cerca de la ventilación del baño para evitar las temperaturas frías.

A la mañana siguiente, la encontraron muerta, con signos de abuso sexual, apuñalada y con un disparo en la cabeza.

Décadas de años después, los investigadores trazaron un perfil genético y los rastros de ADN fueron enviados a una compañía para que desarrollara una prueba de genealogía genética. Así, se halló una conexión. Aunque el ADN era masculino, el rastreo identificó a una mujer, que resultó ser la tía de un exestudiante.

Si bien Steven Downs había sido interrogado, siempre negó saber más detalles y la sospecha no pasó a mayores. Sin embargo, un compañero suyo señaló que tenía un arma que coincidía con el calibre del asesinato, por lo que el círculo se cerró sobre el sujeto, hoy de 44 años.

“La Justicia finalmente está al alcance”, celebró Barry Wilson, director policial de Alaska.

Downs, quien tenía 18 años en ese tiempo. Fue arrestado y acusado de abuso sexual y asesinato.