Miércoles 14 DE Noviembre DE 2018
Insólito

Así perdonaron al “monstruo de Denver” luego de confesar los asesinatos de su esposa e hijas

Le dieron el derecho de vivir, sin dudarlo, al hombre que asesinó a sus familiares.

Fecha de publicación: 07-11-18
Por: Redacción elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

La piedad para “el monstruo de Denver” vino de la familia a la que le arrebató una hija y dos nietas. Sandra Onorati y Frank Rzucek le perdonaron la vida a su exyerno Chris Watts, después de que confesó que había matado a su esposa y a las niñas.

Watts confesó que asesinó a su pareja Shannan –quien estaba embarazada de su primer hijo varón– y a sus dos niñas de 3 y 4 años, porque la había visto por medio de un monitor como las estrangulaba, luego de que le pidiera el divorcio.

Shannan Watts junto a sus dos pequeñas.

Hizo la declaración para salvarse de una condena a muerte, ya que un día después sus exsuegros decidirían si “tomaban su vida”. Sin embargo, la madre de Shannan le dijo al fiscal Michael Rourke: “Él decidió tomar esas vidas. No quiero estar en una posición de tomar la decisión de tomar la suya”.

La disposición familiar le dio entonces al “monstruo de Denver” la oportunidad de aceptar los crímenes para librarse de la pena capital. Será sentenciado el 19 de noviembre, ya que aceptó los delitos que se le imputan.

Los asesinatos

Nickole Utoft dejó a su amiga Shannan Watts el pasado 13 de agosto en casa, luego de que regresaran de un viaje de trabajo. Ambas debían de reunirse al día siguiente, pero eso nunca sucedió.

Utoft le telefoneó, como habían acordado, pero nunca contestó las llamadas. Esto llamó su atención y decidió alertar a la Policía. Al llegar a la vivienda, todas las pertenencias estaban ahí, pero las pequeñas habían desaparecido y los parientes desconocían el paradero. Su búsqueda conmovió a muchas personas.

Fue cuando apareció Chris Watts ante los medios de comunicación locales, pidiendo que regresaran o que le devolvieran a su familia. Sin embargo, cuando el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) se sumó a la investigación, “el monstruo de Denver” confesó los crímenes por primera vez.

Los cuerpos de las niñas fueron encontrados en tanques de petróleo de la compañía donde trabajó su papá meses atrás. Y el cadáver de la esposa fue hallado en una fosa cercana.

Etiquetas: