Domingo 19 DE Agosto DE 2018
Insólito

Revelan qué causó la muerte de la mujer succionada en el vuelo de Southwest Airlines

Jennifer Riordan era ejecutiva y filántropa de 43 años que falleció luego que la turbina del avión en el que viajaba explotara.

Fecha de publicación: 19-04-18
Por: Paola Guerra
Más noticias que te pueden interesar

Las autoridades aeronáuticas de Estados Unidos indicaron que trozos de metal y otros materiales que impactaron en la cabeza, cuello y el torso de Jennifer Riordan fueron los que le causaron la muerte, luego de que el martes la turbina del avión de la Southwest Airlines explotara en el vuelo.

La víctima fue succionada fuera del avión por la explosión de la turbina que reventó la ventana de su lado.

La enfermera jubilada Peggy Phillips que se encontraba sentada junto a Riordan cuando ocurrió el accidente, fue una de las tres personas que ayudaron a ingresarla de vuelta en el fuselaje para reanimarla.

Las autoridades federales buscan identificar si fue un desperfecto en la ventana lo que hizo que la mujer se saliera del avión.

La investigación de la falla en el motor se enfoca en que, si la erosión prematura del metal causó que un aspa interna se rompiera, desencadenando una catastrófica cadena de eventos que provocó la muerte de la pasajera.

A partir de los hallazgos iniciales de los investigadores, el accidente parece similar a una falla en otro avión de Southwest dos años atrás. Hecho que llevó al fabricante del motor y a los reguladores a presionar para que se realizaran investigaciones ultrasónicas de las aspas de los ventiladores de los motores.

Cuando la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) examinó el motor averiado unas horas después de que aterrizara de emergencia el avión, identificaron que faltaba una de las 24 aspas del ventilador del motor izquierdo. 

“Esta aspa de ventilador se rompió justo en el eje, y nuestro examen preliminar de esto fue que hay evidencia de merma del metal donde se separó”, informó el presidente de la NTSB, Robert Sumwalt.

El debilitamiento del metal se debe al uso constante, lo que causa grietas microscópicas. Se puede presentar en aspas de ventiladores, en la capa de aluminio en la mayoría de los aviones y en otras partes metálicas de las aeronaves.

Los investigadores se centrarán en si el aspa se rompió a velocidad de crucero
–alrededor de 500 millas por hora–, lo que habría desatado una falla “incontenible” del motor que hizo que los escombros volaran como metralla contra el avión, donde rompió una ventanilla.

La piloto Tammie Jo Shults, del avión Boeing 737 de dos motores que viajaba de Nueva York a Dallas con 149 personas, realizó un viraje rápido y aterrizó de emergencia en Filadelfia poco antes del mediodía, mientras los pasajeros respiraban a través de las mascarillas de oxígeno de la nave y se preparaban para un posible impacto.