Martes 20 DE Noviembre DE 2018
Insólito

Surfista lucha cuerpo a cuerpo contra un tiburón y se salva de milagro

Esto sucedió en Australia. Alejandro Travaglini quien es hijo de un conocido ex rugbier argentino, luchó cuerpo a cuerpo con el animal y se salvó.

Fecha de publicación: 17-04-18
Por: Paola Guerra
Más noticias que te pueden interesar

Un tiburón de gran tamaño apareció entre los jóvenes y mordió a uno de ellos. “Vimos la cola salir del agua y luego se precipitó hacia él” expresó uno de los amigos, Brett Newland.

El hombre víctima del tiburón es Alejandro Travaglini, de 37 años, amante del surf. Está casado y tiene dos hijos. Es hijo del ex jugador de Los Pumas Alejandro “Chiquito” Travaglini, quien hoy tiene 71 años.

Era un tiburón blanco que apareció de repente. El animal se lanzó directo al pie y en la pantorrilla de la víctima al momento en que él se encontraba parado sobre su tabla. Pudo moverse rápido y soltarse de los dientes, pero el animal se giró hacia él y le mordió el muslo de la otra pierna. Para defenderse, Travaglini le pegó un puñetazo en la trompa.

Alejandro llegó a la orilla con el empujón de una ola y ayudado por un surfista. Estaba consciente, pero se desangraba por las heridas en los muslos.

El surfista, Brett Newland, presenció todo el hecho. Llamó al servicio de emergencias y después corrió para participar en los esfuerzos para ayudar a la víctima. “Tenía cortes en ambas piernas, pero no parecía sangrar tanto”, dijo al diario local The West.

“Es una suerte que no haya sido peor. Era un tiburón lo suficientemente grande como para agarrar una pierna”, continuó Newland.

Otro surfista, Greg Baldwin, notó que un grupo de personas se acercaban al hombre. “Lo sacaron hacia la playa y le pusieron un torniquete y toallas alrededor de las piernas”, relató.

Baldwin agregó que, a pesar de las serias heridas que presentaba Alejandro, estaba de buen humor cuando lo subieron al helicóptero para trasladarlo al Hospital Royal, en Perth, donde luego fue operado y se está recuperando.

“Él estaba bromeando con los paramédicos”, aseguró el testigo. “No gritó ni una sola vez. Parecía tranquilo, pero obviamente estaba en estado de shock”


Etiquetas: