Miércoles 21 DE Noviembre DE 2018
Insólito

Este hombre revela un oscuro secreto antes de morir que guardó durante décadas

Fecha de publicación: 16-04-18
Por: Paola Guerra
Más noticias que te pueden interesar

Rick Martin sabía que iba a morir pronto. Padecía de una enfermedad mortal que lo consumía. Pero eso no era lo que le atormentaba, era saber que durante décadas había convivido con un peso mucho más profundo en su alma.

Esto era algo que lo había matado por dentro.  Pero que finalmente, logró sacar de sus pensamientos en los momentos finales de su vida.

Por medio de una serie de videos en su teléfono móvil, Martin sabía que no solo estaba haciendo una liberación de sus fantasmas, sino que provocaría un escándalo en el pequeño pueblo de Alaska. Aquí viven solo 2 mil residentes y casi todos se conocen.

El hombre de 60 años indicó que durante su juventud había sido abusado sexualmente por uno de los más prominentes hombres de la ciudad: Karl Ward, fallecido en 1997.

Ward era conocido por ser una de las personas más renombradas de Alaska, y durante 22 años trabajó en el sistema de educación pública del lugar. Se retiró en 1976. Pero antes, había abusado sexualmente de varios de sus alumnos.

“Esto se remonta a muy lejos y probablemente muchos de los muchachos recuerden esto. Tuve que mantener mi boca cerrada sobre esto”, expresó Martin.

Luego de la publicación, decidió suicidarse por la enfermedad del hígado que enfrentaba. Otros cuatro hombres salieron a confirmar las declaraciones. El pueblo quedó devastado ya que nadie esperaba que Ward, un profesor al que habían respetado todos, era un abusador de menores.

Ward llegó en 1947 de Filadelfia para trabajar con las Misiones Nacionales de la Iglesia Prebiteriana y comenzó a laborar en uno de los orfanatos del pueblo de inmediato. Enseñó en el Haines High School, un instituto donde han colocado placas en su honor. También fue líder de un grupo de “boyscouts”. Siempre se rodeó de menores.

La esposa de Rick sabía la verdad del ilustre profesor. Pero por decisión de su marido no lo contaron. Además, comenta que de pequeño Rick intentó contárselo a su padre, pero como eran indígenas, su versión se vería reducida al confrontarla con la del profesor. “Somos nativos y él es el superintendente blanco. Así que tú sabes, tenemos que seguir adelante”, le dijo su padre.

Etiquetas: