Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Insólito

Vuelo rasante sobre el caótico polo norte de Júpiter

La NASA ha producido un vídeo con un vuelo rasante por encima del polo norte de Júpiter, para ilustrar los aspectos tridimensionales del ciclón central de la región y los ocho ciclones que lo rodean.

Fecha de publicación: 12-04-18
Por: Europa Press
Más noticias que te pueden interesar

La película utiliza imágenes derivadas de los datos recopilados por el instrumento JIRAM (Jovian Infrared Auroral Mapper) a bordo de la misión Juno de la NASA durante su cuarto paso sobre el planeta gigante.

Las cámaras infrarrojas se utilizan para detectar la temperatura de la atmósfera de Júpiter y proporcionar información sobre cómo funcionan los poderosos ciclones en los polos de Júpiter.

En la animación https://www.youtube.com/watch?v=By6sZ6RGCEQ ), las áreas amarillas son más cálidas (o más profundas en la atmósfera de Júpiter) y las áreas oscuras son más frías (o más altas en la atmósfera de Júpiter).

En esta imagen, la “temperatura de brillo” más alta es de alrededor de 260 K (alrededor de -13 ° C) y la más baja alrededor de 190 K (aproximadamente -83 ° C). La “temperatura de brillo” es una medida de la radiancia viajando hacia arriba desde la parte superior de la atmósfera hacia Juno, expresada en unidades de temperatura.

“Antes de Juno, solo podíamos adivinar cómo serían los polos de Júpiter”, dijo en un comunicado Alberto Adriani, coinvestigador de Juno del Instituto de Astrofísica Espacial y Planetología de Roma. “Ahora, con Juno volando sobre los polos a corta distancia, permite la recolección de imágenes infrarrojas en los patrones del clima polar de Júpiter y sus ciclones masivos en una resolución espacial sin precedentes”.

Otra investigación de la misión Juno presentada este miércoles ha sido sobre la composición interior del gigante de gas. Una de las piezas más grandes en su descubrimiento ha sido comprender cómo gira el interior profundo de Júpiter.

CÓMO GIRA JÚPITER

“Antes de Juno, no podíamos distinguir entre los modelos extremos de la rotación interior de Júpiter, que encajaban con los datos recopilados por las observaciones basadas en la Tierra y otras misiones espaciales profundas”, dijo Tristan Guillot, un co-investigador de Juno de la Université Côte d’Azur, Niza, Francia.

“Pero Juno es diferente: orbita el planeta de polo a polo y se acerca a Júpiter más que ninguna otra nave espacial. Gracias al increíble aumento en la precisión aportado por los datos de gravedad de Juno, esencialmente hemos resuelto el problema de cómo gira el interior de Júpiter: las zonas y cinturones que vemos en la atmósfera girando a diferentes velocidades se extienden a aproximadamente 1,900 millas (3,000 kilómetros).

“En este punto, el hidrógeno se vuelve lo suficientemente conductor como para ser arrastrado a una rotación casi uniforme por el poderoso campo magnético del planeta”, dijo.

Los mismos datos utilizados para analizar la rotación de Júpiter contienen información sobre la estructura y composición interior del planeta. No saber la rotación interior limitaba severamente la capacidad de sondear el interior profundo. “Ahora nuestro trabajo realmente puede comenzar en serio, determinando la composición interior del planeta más grande del sistema solar”, dijo Guillot.

Etiquetas: