Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Insólito

Actriz revela perverso y desconocido lado de Robin Williams

El reconocido actor, también tenía un lado perverso que solo algunos conocían.

Fecha de publicación: 21-03-18
Por: Paola Guerra
Más noticias que te pueden interesar

Robin Williams murió el 11 de agosto de 2014 y fue un golpe para todos. Ahora revelaron en un libro próximo a salir a la venta, su supuesto lado más macabro.

Fue su coprotagonista en Mork y Mindy, Pam Dawber (66 años), quien informó sobre la manía perversa que tenía el actor, quien tomó la decisión de suicidarse producto de una profunda depresión.

Dave Itzkoff, periodista de The New York Times quien escribió la obra, expresó que Williams tocaba a las mujeres constantemente dentro de la serie.

Según siempre Itzkoff durante los años que duró el rodaje, el protagonista se desnudaba frente a ella sin ningún problema, y se paseaba durante un buen rato sin importarle nada, lo que incomodaba a sus compañeras.

“Las cosas más groseras que me hicieron fueron hechas por él. Y nunca me ofendí. Quiero decir que fui molestada, golpeada, agarrada. Creo que probablemente lo hizo con mucha gente… pero fue muy divertido”, contó la actriz. “De alguna manera él tenía esa magia. Si lo pones en un papel, te horrorizaría. Pero de alguna manera tenía esta cosita inocente… esos ojos brillantes. Él te miraba, muy juguetón, como un cachorro, de repente. Y luego te agarraría los senos y luego huiría. Y de alguna manera él podría salirse con la suya. Eran los años setenta, después de todo”, dijo Dawber.

El director de la serie, Howard Storm, informó que estas acusaciones son ciertas, pero argumentó que no había nada “lascivo en su mente, era tan solo Robin siendo Robin y creía que podía ser gracioso”.

“Él podía estar recitando un párrafo y en el medio de él se daba vuelta y agarraba tu trasero. O un seno. Y comenzábamos de nuevo. Yo decía: ‘Robin, no hay nada en el guion que diga que debes agarrar el trasero de Pam’. Y él respondía: ‘Oh, ok’”, informó Storm en declaraciones publicadas por The Guardian.

Etiquetas: