[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Insólito

Investigadores de la House of Horrors traerán perros para buscar restos de más niños


Se presume que en la casa puede haber cuerpos de más víctimas, según un nuevo informe.

foto-articulo-Insólito

Los detectives de Homicidios del Sheriff del Condado de Riverside quieren investigar si otros niños pudieron haber sido víctimas de esta pareja, informa el noticiero sindicado .

Los detectives desean solicitar pruebas de ADN a los 13 hermanos Turpin, siete adultos y seis niños para confirmar que están emparentados. Esta información no fue confirmada por el Departamento del Sheriff.

Esos 13 hermanos, que se recuperan en hospitales locales, enfrentan un largo camino hacia la recuperación.

Desde que arrestaron a los Turpins, las autoridades informaron que los niños estaban encarcelados en la casa: encadenados a los muebles, privados de comida y privados del uso de un inodoro.

Algunos de los niños estaban tan distanciados de la sociedad que no entendían el concepto de un oficial de Policía o medicina.

“No es necesario que aprendas lo que es un oficial de Policía para ir a la escuela, lo aprendes simplemente por estar en el mundo), dijo Patricia Costales, directora ejecutiva de The Guidance Center, una organización sin fines de lucro con sede en Long Beach, California que proporciona terapia de salud mental a miles de niños.

“Ni siquiera saber algo como eso realmente habla de lo increíblemente controlado que estaba su entorno”. Van a experimentar un choque cultural incluso aparte del trauma que han sufrido”, dijo Costales, un trabajador social clínico autorizado y terapeuta que ha tratado a víctimas de secuestro, algunos detenidos durante años.

Los hermanos Turpin según especialistas necesitarán años de terapia, agregando que, si es posible, sería mejor mantenerlos juntos.

El más joven debería tener el camino más fácil hacia la recuperación, dijo Costales, pero agregó que es optimista de que con el tiempo todo podría eventualmente aprender a llevar una vida relativamente normal. “Sus cerebros aún se están adaptando, todavía se están formando, todavía están desarrollando su comprensión del mundo”, dijo sobre los niños más pequeños.

“Pero alguien que ha experimentado estas cosas durante 20 años de su vida tendrá que aprender mucho sobre cómo son las relaciones, cómo es el mundo, cómo se supone que deben ser tratadas”. Incluso separarse de sus padres, que ahora están encarcelados por torturas, abuso infantil y otros cargos, podría ser inquietante inicialmente para algunos de los niños, dijo Jessica Borelli, psicóloga clínica y profesora de psicología y comportamiento social de la Universidad de California, Irvine.

“Al momento de nacer, nuestras figuras de apego son nuestras principales fuentes de seguridad y protección, sin importar cuán abusivas sean”, expresó. “Ese impulso o ese sorteo de estar de vuelta con las personas que se supone que deben mantenerte a salvo es increíblemente fuerte, y eso es lo que tiene que ser anulado para salir de una situación abusiva”.

La Policía fue convocada a la casa de Turpin en Perris, una ciudad de unas 70 mil habitantes a 60 millas al sureste de Los Ángeles, el domingo pasado después de que la hija de 17 años de la pareja saltara por una ventana y llamara al 911. El hecho de que haya llevado a cabo un acto tan valiente, dijo Borelli, demuestra que podría desempeñar un papel de liderazgo para ayudar a sus hermanos a recuperarse.

“Para mí, eso es una señal de que tiene algo dentro de ella que es realmente saludable”, dijo Borelli. “Una de las cosas que sucede con abusos realmente prolongados como este es el instinto de autoprotección y el deseo de protegerse a uno mismo se ve totalmente interrumpido, pero ella lo tiene. Entonces, creo que ella podría ser alguien que pueda ayudar”.

Cuando los agentes llegaron a la casa, encontraron a un joven de 22 años encadenado a una cama. La casa apestaba a desperdicios humanos y la evidencia de inanición era obvia, con la hermana mayor, una mujer de 29 años, que pesaba solo 82 libras, dijo el fiscal de distrito del condado de Riverside, Mike Hestrin. Los niños fueron atados a camas con cadenas y candados como castigo y se les permitió hacer poco más que escribir en diarios, dijeron las autoridades.

David Turpin, de 56 años, y Louise Turpin, de 49, se han declarado inocentes de múltiples cargos de tortura, abuso infantil, abuso de adultos dependientes y encarcelamiento falso que data de 2010, cuando la familia se mudó a California desde las afueras de Fort Worth, Texas. David Turpin también se declaró inocente de realizar un acto lascivo con un niño menor de 14 años.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción
Congreso aprobó Q11 millardos de deuda por emergencia

Mañana sábado se tiene prevista una plenaria para continuar con la aprobación del apoyo presupuestario.

noticia Édgar Gutiérrez
Un Presidente de a petate con las mafias

Acumula nuevo capital oscuro.

 

noticia Lorena Álvarez lalvarez@elperiodico.com.gt
Gobierno trata de acelerar la licitación del oleoducto

En agosto vence la prórroga que se le otorgó a la compañía Perenco en febrero de 2017.



Más en esta sección

Tarjeta de crédito Puntos BAM Empresarial: Poder elegir, sí es un beneficio

otras-noticias

Compras navideñas desde casa con aeropost.com

otras-noticias

Al menos 41 muertos en choque de camión con autobús en el sudeste de Brasil

otras-noticias

Publicidad