Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Insólito

Congresistas estadounidenses donan sus salarios durante el “shutdown”

Varios miembros del Congreso de Estados Unidos han anunciado que van a donar el salario correspondiente a los días que ha durado el “shutdown” de la administración federal.

Fecha de publicación: 22-01-18
Por: Paola Guerra
Más noticias que te pueden interesar

El caso más llamativo es el del republicano Carlos Curbelo, de origen cubano, y miembro de la Cámara de Representantes.

Su dinero irá a TheDream.us, organización que ayuda a licenciarse en la universidad a los “dreamers” (soñadores), los jóvenes indocumentados que llegaron al país de niños y a los que el presidente Donald Trump canceló la protección frente a la deportación que les concedió Barack Obama.

El futuro de los “dreamers” está detrás del primer “shutdown” desde 2013 en el que incurrió la administración federal y el cual hoy quedó superado con el acuerdo transitorio, hasta el 8 de febrero, al que llegaron republicanos y demócratas.

El apoyo de los demócratas es imprescindible para aprobar el presupuesto federal de 2018 y exigen un acuerdo sobre una solución legislativa para estos jóvenes, que son cerca de 700.000 ahora mismo, el 80 por ciento originarios de México.

Trump, por su parte, ha puesto como condición para firmar una ley que solucione la situación de los “dreamers” que contenga financiación para el muro que quiere en la frontera con México y hace dos semanas rechazó un acuerdo al que habían llegado republicanos y demócratas porque no contenía todo el dinero que quería para su barrera.

“Por cada día que el Gobierno esté cerrado, donaré mi salario del Congreso a TheDream.us, una organización dedicada a ayudar a los dreamers a alcanzar sus licenciaturas universitarias”, escribió Curbelo en Twitter el domingo. El congresista, nacido en Miami, es una de las voces del Partido Republicano que más ha abogado desde hace tiempo por hallar una solución para los “dreamers”.

El salario base anual de un miembro del Congreso de Estados Unidos es de 174.000 dólares.

Decenas de miles de trabajadores de la administración federal -las estimaciones apuntan a unos 800.000- fueron enviados a casa ante imposibilidad de pagar sus nóminas. Otros, como los militares y otro personal considerado esencial para la seguridad nacional, sí fueron a trabajar durante el “shutdown” sabiendo que no cobrarían hasta la aprobación de un presupuesto.

Los miembros del Congreso, no obstante, sí que cobran en caso de “shutdown” porque su salario no es a cuenta de los presupuestos.

La demócrata Catherine Cortez Masto, senadora por Nevada, también anunció la donación de su nómina correspondiente a los días de cierre gubernamental a una organización benéfica en su estado. “No me iré a casa y no cobraré un salario mientras mis electores son golpeados por la irresponsable elección del presidente Trump de cerrar el Gobierno”, indicó el sábado.

Ella y Curbelo no son los únicos miembros del Congreso que rechazaron cobrar mientras durara la parálisis del Gobierno federal. Al menos otros cuatro más anunciaron públicamente que lo donarán a causas benéficas o que pidieron a la oficina correspondiente del Congreso que lo retuviese y no se lo pagara.

Etiquetas: