Domingo 19 DE Mayo DE 2019
Insólito

La huella del exclusivo whisky para pocos que llevó a la perdición a “Tom”, el capo narco más buscado en Colombia

Justo cuando el capo “Tom” cumplía 50, este fue detenido por la Policía. La noticia sacudió al mundo.

Fecha de publicación: 11-12-17
Por: Paola Guerra

 

Su captura era muy esperada para Estados Unidos desde hace tres años cuando Juan Carlos Mesa Vallejo, alias Tom o Carlos Chatas, fue colocado en la Lista Clinton como uno de los narcos más peligrosos de la región.

La DEA había puesto precio a su muerte. Aquel que pudiera dar información sobre su escondite, recibiría a cambio 2 millones de dólares. Tal era la necesidad de capturarlo.

Pero fue hasta el pasado sábado en una finca ubicada en El Peñol, donde este capo cayó. El lugar donde fue hallado lleva un irónico nombre, descriptivo del momento que vive el criminal de AntioquiaLa Casona del Ocaso. Este era el lugar donde celebraba su cumpleaños número 50; entre sus acompañantes se encontraba Jon Jairo VelázquezPopeye, sicario de Pablo Escobar Gaviria, quien fuera amo y señor de esa misma región.

Mesa Vallejo ascendió en el mundo del narcotráfico cuando Éricson Vargas Cardona fue extraditado a los Estados Unidos en 2012. Jefe de la Oficina de Envigado, el deportado hizo su carrera bajo el manto de protección de Don Berna, el exjefe narco paramilitar cuyo verdadero nombre es Diego Murillo Bejarano.

Al momento de su detención, las autoridades colombianas y norteamericanas sabían que sería reemplazado por Tom. Y desde hace tres años que seguían sus pasos.

La Policía planificó todo, para que en este año se diera su captura. El trabajo de inteligencia fue abrumador y detallado. Investigaron y supieron todo sobre su vida: sus gustos, sus marcas preferidas, los hobbies… y un whisky especial y solo para unos pocos: Chivas Porcelana. En las últimas semanas antes de su cumpleaños, el hombre había comprado grandes cantidades de licor fino para celebrar su cumpleaños número 50. La ruta de esas costosas cajas de rara malta fue seguida por el cuerpo de élite que tenía como misión apresar al capo del narco.

Los agentes tenían todo planificado y lograron infiltrar gente propia que relataba lo que ocurría en la fiesta. En un principio tenían pensado irrumpir a las 2 a. m., pero esperaron dos horas más.

En el allanamiento, además del capo, fueron detenidos otros cómplices. Se secuestraron armas de fuego, cocaína y dólares en efectivo. También Popeye, cuya libertad condicional ahora está en peligro debido a que debía mantenerse en lugares donde no hubiera armas de fuego o estupefacientes.

Tom fue imputado de los siguientes delitos: conspiración para delinquir agravado, tenencia ilegal de armas de guerra, falsedad de documentos públicos. En el operativo y durante la lectura de cargos, estuvieron presentes oficiales de la DEA. Será trasladado a un penal de máxima seguridad y a un pabellón de extraditables.