Jueves 17 DE Octubre DE 2019
Insólito

El milagro que conmovió a todos los médicos: recibió un disparo en la cabeza, estuvo en coma y despertó

Este es el caso de Tina Frost; sorprendió a los médicos que creen que se trata de un milagro.

 

 

 

Fecha de publicación: 16-10-17
Por: Paola Guerra

Tina Frost de 27 años recibió un disparo en la cabeza a causa del tiroteo en Las Vegas el 1 de octubre por el autor Stephen Paddock. Llegó al Sunrise Hospital de Las Vegas con su vida dependiendo de un milagro. Los médicos se dieron cuenta que su pronóstico sería dramático y que no se trataba de una simple herida.

Al ingresar a la sala de operación, los médicos debieron tomar la decisión de sacarle el ojo derecho, debido a que allí se había alojado la bala. Era la única opción que tenían. También tuvieron que sustraerle un pedazo de su hueso frontal para que el cerebro de Tina pudiera expandirse.

Tras la operación, la joven permaneció en coma y con respirador mecánico. No podía hacerlo por sus propios medios y ahora solo restaba esperar.

Su madre Mary Moreland, comenzó una campaña para recaudar fondos, debido a que –si había recuperación– esta sería muy traumática y cara.

Pero todo cambió de un momento a otro; luego de las desesperanzadas palabras de los médicos, Tina Frost comenzó a mejorar de una manera muy rápida pese a la gravedad de sus heridas. Lentamente comenzó a respirar por sus propios medios, la retina de su ojo izquierdo presentó buena dilatación, sus riñones e hígado entraron en funcionamiento, movía las piernas, los pies y los dedos cuando se lo pedían las enfermeras. Todo en el lapso de pocos días.

Pero fue hasta este viernes, que pasó lo inesperado. La joven ¡Despertó! ¡Y caminó! Fueron seis pasos en total que provocaron la emoción no solo de las enfermeras que la contenían en cada uno de sus avances, sino también de médicos y familiares que veían asombrados lo que ocurría con la deportista.

Keith Blum, neurocirujano que la atendió confiaba en las habilidades y conocimientos de su equipo, pero prefirió ir más allá luego de ver la recuperación de la joven de 27 años. “Fue milagroso. Simplemente no sabes hasta dónde puede llegar alguien”, indicó el profesional.

Ahora, están viendo de trasladar a Tina a otro hospital. Uno más apropiado para su recuperación de corto y largo plazo. Hasta el momento, la familia lleva recaudado más de medio millón de dólares que fueron donados por anónimos que demuestran a diario que puede haber mil Paddocks dando vuelta, pero que ninguno podrá desterrar lo más preciado de la sociedad: su solidaridad cuando alguno de ellos está en peligro informa el diario Infobae.