Viernes 10 Febrero 2017
Insólito

Atención al cielo este fin de semana: hay eclipse de Luna… y también pasa un cometa

El fenómeno lunar empezará a las 11:30pm EST/10:30pm CST/8:30pm PST de este viernes y durará aproximadamente tres horas y media. El cometa, por su parte, podría verse al finalizar el eclipse y también durante la noche siguiente.

Los eclipses parciales penumbrales permiten ver cómo se oscurece la Luna al entrar en la penumbra.

Si no tienes plan para esta noche de viernes y la de mañana sábado (o bien quieres ganarte un tanto), hay un par de fenómenos astronómicos que se producirán en menos de 24 horas y que podremos disfrutar siempre y cuando el cielo esté despejado. El primero será un eclipse parcial de Luna y el segundo, el paso del cometa 45P.

Eclipse penumbral de Luna

Entre la noche del viernes 10 de febrero y la madrugada del sábado 11 podremos disfrutar del primer eclipse de este 2017: un eclipse penumbral de Luna. No está de más decir que de todos los tipos de eclipses posibles, éste no es de los más espectaculares. A diferencia de los eclipses totales que permiten ver la Luna roja, en éste simplemente la veremos oscurecerse un poco. Sin embargo, debido a la hora en que ocurrirá y al tratarse de la Luna, no hay peligro alguno en verlo (si acaso solo riesgo de resfriado).

Los eclipses de Luna siempre se dan cuando ésta se encuentra en fase llena. Aquí es cuando muchos podrían preguntarse: ¿y entonces por qué no vemos un eclipse cada mes? La respuesta es sencilla: el Sol, la Tierra y la Luna tienen que estar alineados para que ocurra y eso ocurre un par de veces al año como mínimo.

El eclipse arrancará a las 11:30pm EST de este viernes y alcanzará su máxima una hora y media más tarde. En ese momento veremos cómo la Luna se oscurece ligeramente. A partir de entonces veremos cómo la Luna vuelve a aclararse poco a poco. Los eclipses de Luna a diferencia de los de Sol los podemos ver sin protección alguna.

En ellos nuestro satélite natural entra a la sombra que proyecta nuestro planeta al ser iluminado por el Sol. La Tierra es mucho más pequeña que el Sol, por lo que la sombra que proyecta tiene dos tonalidades: umbra y penumbra.

45P pasará este fin de semana a 12 millones de kilómetros de distancia de la Tierra.

45P pasará este fin de semana a 12 millones de kilómetros de distancia de la Tierra.

Si la Luna entra en la penumbra (que es lo que ocurrirá esta noche) se oscurece un poco y es lo que conocemos como un eclipse parcial.

Aprovechemos la ocasión para explicar qué es exactamente lo que ocurre cuando la Luna entra en la umbra y adquiere unos tonos rojizos. A esa Luna le llamamos ‘Luna de sangre’, aunque nada tiene que ver con el fluido corporal. Observen la gráfica.

La Tierra está rodeada por una capa de gas llamada atmósfera. La luz del Sol es blanca aunque está formada por todos los colores del espectro visible (violeta, azul, celeste, verde, amarillo, naranja y rojo).Cuando la luz llega a las dos ‘esquinas’ de la Tierra la atmósfera va absorbiendo el violeta, el azul, el celeste, el verde… y tan solo llega al otro lado el rojo que es el color con una longitud de onda más larga y por lo tanto puede viajar mucho más lejos. Este color es el que tenemos en toda la umbra y cuando la Luna entra en ella adquiere esos tonos diabólicos para algunos.

Este mismo efecto lo podemos ver muchas veces en el atardecer y en el amanecer cuando hay nubes sobre el horizonte y recibe el nombre de dispersión de Rayleigh.

El cometa 45P/Honda

Aprovechando que estamos levantados mirando el eclipse de Luna, si disponemos de unos binoculares (sin ellos no se puede) podemos buscar la reaparición del cometa 45P/Honda-Mrkos-Pajdusaková. Esta roca fue descubierta en 1948 por los astrónomos Minoru Honda, Antonin Mrkos y Ludmila Pajdusaková, quienes le dieron nombre.

Un cometa es un cuerpo celeste normalmente formado por hielo, polvo y roca que viaja por el espacio.Cuando este tipo de cuerpos se acercan al sol y les llega su luz, el hielo literalmente se evapora y es entonces cuando se forma la cola del cometa que nos permite observarlo con más facilidad.

Estos son los distintos tipos de eclipses lunares que conocemos.

Estos son los distintos tipos de eclipses lunares que conocemos.

45P tarda unos cinco años en dar una vuelta alrededor del Sol. No siempre coincide que pase cerca de la Tierra, por lo que esta ocasión es ideal para buscarlo. Esta noche pasará por nuestro patio trasero, a tan solo 12 millones de kilómetros de distancia (en otras palabras, 30 veces la distancia entre la Tierra y la Luna), muy cerca si pensamos en lo grande que es nuestro Sistema Solar.

Para verlo, lo ideal es quedarse hasta que termine el eclipse de Luna. El cometa se empezará a ver cuando vuelva a salir sobre el horizonte la constelación de Hércules. Esta constelación es algo difícil de localizar, pero la Corona Boreal y la estrella Vega no lo son. Busquen Vega, un punto bastante luminoso sobre el este de madrugada, y justo encima una C invertida (eso es la Corona Boreal); a medio camino está Hércules y allí, con binoculares o telescopio pueden intentar buscar al cometa 45P/Honda-Mrkos-Pajdusaková.

Si este viernes el cielo estuviera algo nublado, el sábado podrían volver a intentar ver el cometa.

CORTESIA UNIVISION