Miércoles 11 DE Diciembre DE 2019
Insólito

Un holandés es hospitalizado tras pasar 10 días en un aeropuerto chino esperando por una mujer que conoció en internet

Alexander Pieter Cirk compró el boleto dos meses después de contactar con la joven. Ella, según declaró a los medios chinos, pensó que era una broma y se fue a realizar una operación estética.

Fecha de publicación: 02-08-16
Alexander Pieter Cirk, en el aeropuerto de la ciudad china de Changsha. Facebook: CCTVNews

Alexander Pieter Cirk, un holandés de 41 años, viajó a China para conocer a la mujer con la que llevaba dos meses hablando por internet pero acabó hospitalizado después de esperar por ella por 10 días en el aeropuerto.

Cirk conoció gracias a la tecnología a la joven -de que solo se conoce su apellido, Zhang- con la que tuvo una relación tan solo cibernética durante aproximadamente 60 días. Con la esperanza de poder salvar la inmensa distancia que los separaba, decidió comprar un billete y desplazarse más de 5,300 millas (8,600 kilómetros) hasta Changsha, en la provincia china de Hunan.

El holandés le envió a Zhang, de 26 años, una fotografía con los datos del vuelo pero ella “no logró entender” la intención de Cirk. Resultado: ella nunca apareció en el aeropuerto. Según explicó al canal Hunan TV, los dos habían acordado verse el próximo año y por eso supuso que no iba en serio.

“Habíamos avanzado en nuestra relación romántica pero luego me pareció que era un poco insensible conmigo”, reconoció la joven a los medios locales, citados por BBC. “Un día me envió sin esperármelo una foto de boletos de avión pero pensé que era una broma. Él no me contactó luego”, añadió la joven china.

Por eso, ella no fue a recibirlo a su llegada. Y además se marchó a Zhengzhou, a casi 600 millas (900 kilómetros) donde supuestamente Cirk había quedado con ella. Zhang fue a someterse a una operación estética, lo que le impidió responder a los mensajes y llamadas que Cirk le hizo mientras la esperaba, según declaró.

De esta manera, y sin tener noticias de Zhang, el holandés esperó por ella durante 10 días apostado en los asientos del aeropuerto con la esperanza de verla. Durante este período se alimentó principalmente de fideos y su salud se vio resentida, tanto que acabó internado en un hospital.

Solo cuando ya estaba bajo los cuidados de los profesionales médicos pudo Cirk hablar con la joven china. Lo hicieron por teléfono y los dos acordaron tratar de verse en el futuro ya que ella aún está recuperándose de su operación y él debía volver a su país a principios de esta semana.

TOMADO DE UNIVISION