Sábado 17 DE Noviembre DE 2018
Insólito

Hombre asegura ser Jesús y tener recuerdos de hace 2.000 años

Su pareja, en tanto, asegura ser María Magdalena y que también posee recuerdos sobre su supuesta vida pasada.

Fecha de publicación: 27-07-16
Más noticias que te pueden interesar

Alan Miller, de 53 años y oriundo de Queensland, Australia, dice ser Jesucristo porque, tras separarse de su exmujer en 1997, comenzó a tener recuerdos cada vez más nítidos de hace 2.000 años.

Según sus palabras, en 2004 estos recuerdos se intensificaron aún más. “Comencé el proceso de avance hacia Dios de la misma manera en la que lo hice en el siglo I”, detalló el hombre a DailyMail, agregando que “sé que soy Jesús, es que tengo recuerdos de toda esa vida”.

Luego de divorciarse, Alan conoció a Mary Luck, su actual mujer, quien afirma ser María Magdalena.

“Yo tenía una vida en el siglo I y era la mujer de Jesús y aprendía y enseñaba la verdad divina junto a él. Tras su muerte, yo pasé al mundo de los espíritus y tuve una vida ahí”, explicó Mary, apuntando a que ella regresó a la Tierra cuando nació en 1978 en Australia.

Con estas revelaciones bajo el brazo, la pareja formó el movimiento espiritual sobre “la verdad divina”, el que dan a conocer a través de diversos seminarios en los que prometen un contacto personal con Dios. Además, tienen su propio canal de YouTube.

Además de los seguidores, los australianos han generado detractores, incluyendo la familia de la mujer, quienes los han acusado de formar una secta que reúne a más de 20 mil personas que han escuchado sus enseñanzas y sostienen que Alan ha convencido a Mary sobre su identidad.

“Mi familia decidió que nada de esto era cierto y que, en realidad, estaba siendo manipulada por Alan”, se defiende Mary.

Asimismo, ciento de personas les han pedido que demuestren con hechos sus supuestas identidades, pero el hombre se niega y argumenta que no necesita hacerlo porque él sabe quién es.

Además, apela que los actos hechos por Jesús, según la Biblia, son falsos y por eso no se pueden efectuar en la actualidad. “Se presume que en el siglo I convertí el agua en vino, pero no lo hice”, detalló.

“No tengo ningún deseo de demostrar que soy Jesús (…) sé quien soy. Hay gente que se ha dado cuenta de quién soy y otra sabrá quién soy”, concluyó el australiano.

Etiquetas: