Viernes 16 DE Noviembre DE 2018
Insólito

Niña grabó a su padre para escapar de sus abusos

La menor de 9 años grabó una conversación con su padre en la que este aceptaba haber abusado de ella.

Fecha de publicación: 06-07-16
Más noticias que te pueden interesar

En un caso que ha causado conmoción en España, una niña de 9 años presentó una prueba contundente contra su padre para demostrar que éste había estado abusando de ella durante varios años.

La pequeña María (nombre ficticio) ha estado en medio de una batalla legal desde hace meses, luego de que su madre denunciara a su esposo por abuso sexual contra la menor.

Después de que la niña le reveló que su padre le había tocado sus genitales, la madre intentaba hacer todo lo posible para impedir que el se quedara a solas con la menor. Incluso le realizó varios análisis médicos a la pequeña que dieron positivo en infecciones vaginales.

Las autoridades españolas realizaron una investigación y tras escuchar las declaraciones de ‘María’, determinaron que no habían pruebas para inculpar al padre de la menor, por lo que le permitieron las visitas a la niña. Así, cada vez que le tocaba irse con él, María se negaba, gritaba a las puertas del colegio hasta que venía la policía y la obligaba a cumplir con el régimen de visitas impuesto por el juez.

Sin embargo, el pasado 7 de junio, tras visitar a su padre, la niña le entregó a su madre una grabación en la que el padre admitía los abusos sexuales que ella venía denunciando desde hace dos años, según publicó el diario español El País.

Cansada de las denuncias cruzadas de sus padres y de las amenazas de su padre a su mamá, la menor decidió grabar a su padre confesando los abusos. Así que durante una visita a la casa de su padre, la niña fue al baño y puso una grabadora de su madre en su calcetín. Allí quedaron registradas las siguientes seis horas, que pasó con sus abuelos y su padre.

En una parte de la conversación, el padre le recrimina a la menor que no quiera pasar tiempo con él. “¿Pero cuándo te he tocado yo?”. “Muchas veces”, contesta la niña. “Pero cariño, eso es para jugar”, le respondió el padre.

“Es que no tienes que hacerme eso nunca, mi cuerpo es mío”, contesta la menor. “Tu cuerpo es tuyo, efectivamente… Cuando tú decías que no te tocara, yo paraba”, le contestó el padre. “Yo lo único que te estaba haciendo era cosquillas y estaba jugando contigo”.

El abuelo de la menor, presente en la escena, le aseguró a la niña que su padre solo la tocaba para lavarla, sin embargo, su hijo aceptó su culpabilidad en ese momento: “Ya está, papá, si ella se refiere a otra cosa. Habla con ella como si fuera una persona mayor, que ella no se refiere a eso”. “Ya, si lo sabemos”, dijo la abuela.

TOMADO DE LAPRENSA

Etiquetas: