Lunes 19 DE Noviembre DE 2018
Insólito

EE. UU.: Hermanas compiten por bajar de peso

Courtney y Rebbeca Grimshaw, hermanas estadounidenses de 24 y 26 años, compitieron durante años en una macabra carrera por perder peso que terminó con una de ellas hospitalizada, cuando alcanzó los 31 kilos.

 

Fecha de publicación: 01-06-16
Más noticias que te pueden interesar

La competencia inició cuando Rebecca, de 14 años, empezó a molestar a su hermana Courtney, dos años más joven, diciéndole “trasero gordo” y “cerda”. La situación llevó a que la menor pasara de pesar 58 kilos a 31 en un año.

“Yo siempre quise ser como ella. Ella era muy hermosa, siempre tenía chicos alrededor y a todos mis amigos les gustaba”, explicó Courtney.

Pero Rebecca no quiso quedarse atrás y se sumó a la desesperación por perder peso que llevaría a ambas a la anorexia. Las californianas se ejercitaban por horas y comían apenas 350 calorías por día.

La competencia empezó por las burlas de una hermana mayor a la menor por cuestiones de peso

La competencia empezó por las burlas de una hermana mayor a la menor por cuestiones de peso

“Las dos competíamos para ser la hermana más flaca. Rebecca se dio cuenta de que lo que hacíamos era demasiado peligroso, pero yo solo podía pensar en perder más peso”, relató Courtney, que en poco tiempo llegó a mostrar apenas piel sobre el esqueleto.

Cuando llegó a los 15 años empezó también a perder el cabello. “Era como si de repente hubiera pasado de ser tremendamente flaca a ser una superviviente del holocausto”, contó Rebecca sobre su hermana.

El punto final llegó por parte de sus profesores en el colegio, que contactaron a su padres y los amenazaron con llamar a las autoridades si no se internaba a Courtney, que en ese entonces ya tenía 16 años.

Con tratamiento médico, la menor de las hermanas empezó a recobrar el peso, pero mantuvo sus inseguridades con respecto a su figura y tuvo problemas con el alcohol. “Cuando estaba borracha no pensaba en comida y calorías”, contó.

Las hermanas se recuperaron, ahora tienen un peso saludable y Courtney incluso está pensando en volver a la escuela.

Etiquetas: