Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Insólito

Niño de cuatro años en recinto de gorila

Fecha de publicación: 31-05-16
Más noticias que te pueden interesar

El sábado recién pasado, un pequeño de cuatro años vulneró la seguridad del zoológico de Cincinnati en Estados Unidos, pasó por debajo de una baranda y se metió dentro del recinto de los gorilas. Ante los gritos de sus padres y del resto del público, las autoridades del zoológico decidieron sacrificar a Harambe, un raro tipo de gorila de 17 años. El chico fue rescatado solo con algunas lesiones menores, y ya está en su casa.

La reacción de los defensores de los animales no se hizo esperar y cuestionaron muy severamente a los responsables por no buscar otras alternativas que evitaran la muerte del animal: lanzaron una campaña por Change que ya sumó más de 100 mil firmas para pedir Justicia por Harambe e hicieron una vigilia en el zoológico. Ahora, un nuevo fragmento del video de toda la secuencia entre Harambe y el niño parece darles la razón, ya que muestra que el animal en un momento le da la mano al chico, antes de levantarlo. Previamente, como si estuviera jugando con él, lo había arrastrado por el agua del foso.

La madre del infante publicó ayer una carta en Facebook en la que agradeció a las autoridades del zoológico y a Dios por proteger a su hijo, y aseguró que todo lo que ocurrió fue “un accidente”.

Thane Maynard, director del zoológico, volvió hoy a defender la decisión de su equipo de sacrificar al animal por el riesgo potencial al que estaba expuesto el niño. Admitió que empezaron un análisis para realizar posibles mejoras en el zoológico, pero que sigue siendo seguro para el 1.6 millón de personas que lo visitan cada año. Internacionalmente en los zoológicos hay una situación, si un humano se ve expuesta su vida en un recinto de algún animal, se salva la vida humana antes que la del animal.

Maynard también reveló que después de su muerte, le sacaron esperma al gorila para congelarlo. Harambe tenía 17 años y aún no estaba lo suficientemente maduro para reproducirse, pero luego de matarlo los veterinarios le retiraron muestras para investigación y para un futuro uso reproductivo. La especie a la que pertenecía Harambe está en peligro de extinción y su número cayó un 60 por ciento en los últimos 25 años: se estima que solo quedan 175 mil ejemplares.

Etiquetas: