Miércoles 13 DE Noviembre DE 2019
Insólito

Le rompieron el corazón por obeso

Jason McDonald es contador y hace años era un joven obeso que terminó siendo “pateado” por su novia el Día de San Valentín. Fue tan fuerte la experiencia que decidió bajar de peso y transformó su vida.

Fecha de publicación: 23-05-16
Jason McDonald . Foto : The Mirror

Apodado Big Mac, debido a la cantidad de hamburguesas que comía a diario. Su novia terminó con él y le aconsejó perder kilos. Jason, proveniente de Inglaterra se comprometió a dejar la comida chatarra e inscribirse en un gimnasio, así como comer saludable. Dos años más tarde, el joven pesa 89 kilos. Y empezó a salir con su amiga del colegio Rebbeca.

Jason junto a Rebecca

Jason junto a Rebecca

“Rebecca ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida, además de perder peso”, señaló al medio inglés The Mirror, este valiente joven, agregando: “Perdí 139 kilos y es increíble cómo ha aumentado mi confianza y la fe en mí mismo“.

Cuando mi ex me dejó quedé destruido. Pensé que era el final para mí. Ella me tenía convencido de que nadie más me amaría y que era una completa vergüenza. Me dijo que sus amigos creían que estaba conmigo solo porque ella tenía baja autoestima. También me dijo que no le gustaba hacer ciertas cosas debido a mi tamaño, desde tener intimidad hasta salir en público. Fue realmente cruel”, confesó.