Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Insólito

Las muñecas de la suerte de Tailandia, ¿una superstición?

La nueva moda en Tailandia: mimar a las caras muñecas ‘thep de Luuk’ para tener buena suerte, aunque algunos creen que la tendencia ha ido demasiado lejos.

Fecha de publicación: 24-02-16
Más noticias que te pueden interesar

Estas muñecas acaparan la sala de Mae Ning. Pero no se trata de meros juguetes. Los dueños de los llamados ‘niños de los ángeles’ o ‘thep de Luuk’, en tailandés, piensan que contienen el espíritu de niños reales.

“Se ha hecho popular últimamente porque la gente puede vestir a las muñecas, cuidarlas como si fueran sus propios hijos. También a algunas personas les agobia la mala economía de Tailandia, la política, los trabajos y las finanzas y quieren encariñarse con algo”, indicó Mae Ning, coleccionista de muñecas y vendedora.

La moda comenzó en un principio cuando algunas celebridades tailandesas afirmaron que estas muñecas les habían traído éxito profesional. Se cree que cuidar de estas figuras, que pueden costar hasta 600 dólares cada una, conlleva ser premiado con buena fortuna.

La de Natsuda se llama ‘tan rica’. Asegura que ganó la lotería tras comprarla y siempre va con ella. Como muchas otras dueñas de muñecas, la ha llevado para que la bendigan monjes budistas y reza con ella en un templo local.

“Creo a un 80-100% que está viva, porque la quiero y me siento muy unida a ella. Desde que la tengo, nunca hemos estado separadas. Dormimos, vemos la televisión y pasamos todo nuestro tiempo juntas”, dijo Natsuda Jantaptim, propietaria de una muñeca.

Pero, no todo el mundo las defiende. Para muchos, es una pura superstición y las bendiciones, una simplificación de la religión. Recientemente, la policía de Tailandia confiscó más de un centenar de muñecas y acusó a tres vendedores de no pagar los impuestos sobre las importaciones.

“Desde que las muñecas ‘thep de Luuk’ se han hecho ampliamente conocidas entre la gente, el comandante de la unidad de Supresión del Crimen Económico ha asignado policía para controlar las muñecas”,  explicó Kirangsak Kanrayawattanajaroen, coronel de la policía.

Parece que nada de esto convencerá a Natsuda y a las demás de que no llevan a espíritus bondadosos entre sus brazos. Texto y video de AFP.

Etiquetas: