Miércoles 23 DE Octubre DE 2019
Insólito

España conmovida por el suicidio de un niño de 11 años

En una carta Diego González confiesa su temor a la escuela. “Espero que un día podamos volver a vernos en el cielo”, escribió.

Fecha de publicación: 20-01-16

España sigue conmocionada por el suicidio de Diego González, un niño de 11 años que presuntamente era víctima de acoso escolar o bullying en el centro educativo Nuestra Señora de los Ángeles, en el barrio de Villaverde (Madrid).

Y es que desde el 14 de octubre, día en que el niño tomó la decisión de quitarse la vida, no se ha logrado esclarecer el caso. Por el contrario, la policía descartó que se tratara de un caso de ‘bullying’ y la juez de Instrucción 1 de Leganés se dispuso a archivar la investigación, pese a la carta que dejó el niño y al testimonio de varios padres que refieren problemas de acoso, según el diario “El Mundo”.

Los responsables de la institución educativa dijeron a El Mundo que la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid en su momento abrió una inspección que arrojó resultado negativo.

Sin embargo, Robinson Guerrero, abogado de la familia de Diego, señaló que las muestras para conocer si hubo algún tipo de abuso “no han sido analizadas jamás”. Por ello, pidió que el caso se derive a otro juzgado de España.

Además, pidió tomar en cuenta otros antecedes en el mismo colegio, como el caso de  María, una alumna que había intentado suicidarse en el 2010.

“No aguanto ir al colegio”

La muerte de Diego ocurrió el 14 de octubre en el municipio madrileño de Leganés. El niño se arrojó por la ventana desde un quinto piso donde se encuentra el departamento de su familia. Su madre, Carmen González, fue la primera en darse cuenta del suicidio.

Ella recuerda a “El Mundo” que su hijo le decía que no soportaba ir al colegio, a pesar de que era buen estudiante. Era muy triste en época escolar, y su estado de ánimo mejoraba en vacaciones. Recuerda que en una oportunidad Diego quedó afónico cuatro meses debido a un golpe que recibió en la escuela, según el médico que lo atendió.

“El último día que le recogí en el colegio (13 de octubre), me decía: ‘¡Mamita corre, corre, corre! para salir pronto de allí’, y yo le pregunté qué le había pasado, pero no quería contármelo”, dijo Carmen Gonzáles al diario español.

El niño escribió una carta a sus padres que en estos días decidieron hacerla pública ya que el caso pronto sería archivado en España.

A continuación, la carta completa que dejó Diego a sus padres:

“Papá, mamá, estos 11 años que llevo con vosotros han sido muy buenos y nunca los olvidaré como nunca os olvidaré a vosotros.

Papá, tú me has enseñado a ser buena persona y a cumplir las promesas, además, has jugado muchísimo conmigo.

Mamá, tú me has cuidado muchísimo y me has llevado a muchos sitios.

Los dos sois increíbles pero juntos sois los mejores padres del mundo.

Tata, tú has aguantado muchas cosas por mí y por papá, te estoy muy agradecido y te quiero mucho.

Abuelo, tú siempre has sido muy generoso conmigo y te has preocupado por mí. Te quiero mucho.

Lolo, tú me has ayudado mucho con mis deberes y me has tratado bien. Te deseo suerte para que puedas ver a Eli.

Os digo esto porque yo no aguanto ir al colegio y no hay otra manera para no ir. Por favor espero que algún día podáis odiarme un poquito menos.

Os pido que no os separéis papá y mamá, sólo viéndoos juntos y felices yo seré feliz.

Os echaré de menos y espero que un día podamos volver a vernos en el cielo. Bueno, me despido para siempre.

Firmado Diego. Ah, una cosa, espero que encuentres trabajo muy pronto Tata.

Diego González”

TOMADO DE ELCOMERCIO