[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Hogar

Consejos para cuidar a tu mascota en el verano


Nuestros amigos de cuatro patas necesitan cuidados especiales durante esta temporada para que no sufran un “golpe de calor”.

foto-articulo-Hogar

Empiezan los días calurosos y es necesario tomar todas las precauciones para que tu perro o gato pueda disfrutar del verano. Estos amigos de cuatro patas, como las personas, también pueden sufrir un golpe de calor, por lo que te contaremos cómo detectarlo, así como unos consejos para evitarlo.

Un golpe de calor empieza con el aumento de la temperatura corporal de forma repentina, por lo que tu mascota comenzará a respirar de prisa y con la boca abierta, y esto se debe a que los perros y los gatos no sudan.

Los perros normalmente jadean y, en parte, sudan a través de las almohadillas de los pies, es así como regulan la temperatura. 

Los gatos también producen sudor en las patas y pueden jadear, pero además aprovechan sus sesiones de limpieza para depositar saliva encima del pelo.

Una de las señales es que la lengua se torna a un rojo intenso, tu mascota está desorientada y débil, vomita o tiene temblores, puede incluso convulsionar y perder la consciencia. Por lo que puedes seguir estos pasos si eso sucede.

Lo primero que se debe hacer es colocar a la mascota en un lugar fresco, luego de un rato se puede bañar pero evitando el agua muy fría, también se le puede bajar la temperatura colocándole hielo envuelto en una toalla en las axilas, cabeza, cuello e ingles.

Al controlar la temperatura, es necesario visitar al veterinario, ya que los golpes de calor pueden tener consecuencias en los días posteriores. La temperatura normal de los perros y gatos ronda los 38,5°C. En un golpe de calor puede llegar de 40ºC a 43ºC.

Cuida a tu mascota con estos consejos

El verano puede ser peligroso para tu mascota por lo que es importante que estés informado acerca de las cosas que puedes hacer y las que no, en esta temporada. Estos consejos serán de gran ayuda para evitar estos golpes de calor.

Mantenla hidratada: Déjale agua fresca y limpia a disposición las 24 horas del día y comprueba periódicamente que quede agua en el bebedero y que este no se encuentre en pleno sol, ya que en verano es más fácil que el agua se evapore o simplemente se caliente y tu mascota la deje de beber por eso. 

 

 

Protégela del sol: Es muy importante que tu mascota tenga un lugar fresco y protegido del sol donde descansar, sobre todo en las horas más cálidas del día.

 

Refresca el ambiente: Puedes mantener las ventanas cerradas para evitar que entre demasiado el sol y utilizar el aire acondicionado o un ventilador para bajar la temperatura ambiente.

Córtale el pelo: No se trata de rasurarlo, pero si el perro o gato tiene el pelo largo, recortarlo sobre todo en la barriga puede ser otra medida para ayudarle a controlar la temperatura. Cuando se corta el pelo, lo importante es dejar unos 2-3 centímetros aproximados de longitud ya que el pelo en parte protege del calor y de las quemaduras solares.

Cepíllala: Le hayas o no cortado el pelo, un cepillado frecuente es muy aconsejable para favorecer la muda y retirar el subpelo, es decir el pelo más fino y lanoso del manto que sirve para dar calor en invierno. Además, ayuda a prevenir la formación de nudos y enredos.

Evitar las actividades físicas en los momentos de más calor: Es importante sacar el perro a pasear en los momentos en los que hace menos calor y evitar que haga ejercicio intenso. Cuando hace calor los gatos se vuelven menos activos, por lo que en las horas más cálidas del día evita las sesiones de juego intenso o que el gato salga al exterior.

 

 

 

Viaje seguro y fresco: Bajo ningún concepto dejes al perro o al gato encerrado en el carro y durante los viajes haz paradas para hidratarlo.

 

 

Adapta su cama: En verano muchos perros y gatos prefieren descansar en el suelo a consecuencia de una cama demasiado caliente que no es idónea para el calor del verano. Se pueden encontrar muchas camas que favorecen la dispersión del calor como las camas levantadas del suelo o las que tienen una funda de un material transpirable.

 

Moja a tu perro: Mojarlo, sobre todo en la cabeza y en el tronco, puede ayudar a bajar la temperatura del perro. Poner una piscina para perros también es una buena opción para que se refresque.

 

Refresca a tu gato con toallas húmedas: En días muy cálidos puedes mojar al gato con una toalla húmeda desde la cabeza hasta el dorso. El agua, al evaporar, provocará un efecto parecido a nuestro sudor y a pesar de que a la mayoría de los gatos no les gusta el agua, suelen tolerar el contacto con una toalla húmeda.

*Con información de la Fundación Affinity.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Alexander Váldez
FECI confirma que Gustavo Alejos es testigo en caso “Comisiones Paralelas 2020”
noticia Alfredo Ortega
¿Jueces criminales?

El criterio judicial de la CC, por impopular que sea, no es motivo de persecución.

noticia Cristian Velix/elPeriódico
En el 2021 se han registrado más de 17 mil casos de COVID-19 en niños y jóvenes

Más de la mitad de los casos identificados en el país en menores de 20 años se han reportado este año.



Más en esta sección

Becas para estudiantes de Medicina tendrán duración de nueve meses

otras-noticias

Mineduc publica acuerdo y confirma que no realizará evaluación a los graduandos

otras-noticias

“El Cártel de los Sapos”: la versión chapina

otras-noticias

Publicidad