Jueves 24 Noviembre 2016
Hitech

Cámaras y smartphones mejoran su calidad fotográfica

Se acorta la distancia entre fotos tomadas con una cámara profesional y un teléfono móvil.

 

Estuardo Artiga*– De acuerdo con cifras de la Asociación de Cámaras y Productos de Imagen, mientras que en 2010 se manufacturaban 121 millones de cámaras, en 2015, sólo se fabricaron 35 millones.

Es de esa forma que los profesionales han comenzado a utilizar los móviles para capturar imágenes, debido a su portabilidad y bajo costo.

“Las posibilidades que da el teléfono son las mismas posibilidades que da una cámara profesional”, aseguró el fotógrafo y cineasta Santiago Arau, realizador de los documentales “Parhikutini” y “Gus”, grabados con un iPhone 6s.

“Hoy en día se puede trabajar con un teléfono, y una de las grandes ventajas es que muchas tomas, la gente profesional no sabría distinguir si se grabó con un teléfono o con una cámara de cine”, comentó Arau.

De acuerdo con los expertos, capturar imágenes con un smartphone sirve como el primer paso a la fotografía profesional.

Frente a frente

Las ventajas del smartphone

> Trípode, estabilizadores, micrófonos y hasta fundas para sumergirlo en el agua: los smartphones cuentan con accesorios para realizar diferentes tomas, explicó el experto.

> Sí, los sensores de las cámaras de los smartphones son más pequeños, no obstante, se pueden realizar videos en 4K o grabar a alta velocidad.

> A diferencia de una cámara, el smartphone puede llevarse a casi cualquier lugar, por lo que puede utilizarse para capturar imágenes donde las cámaras están prohibidas.

Las ventajas de la cámara

> Es cierto, ya hay adaptadores de distintos lentes para los smartphones, pero todavía no se alcanza la calidad ni la variedad disponible para las cámaras profesionales, aseguró Aura Rodríguez del estudio Aura Photography.

> Algunos teléfonos ya cuentan con funciones para jugar con la apertura del lente y el tiempo de la exposición, pero los resultados todavía no igualan a los de un equipo profesional.

> A diferencia de los teléfonos, los equipos fotográficos profesionales pueden utilizarse con sistemas de iluminación para crear tomas mejor producidas.