Martes 18 DE Septiembre DE 2018
Hitech

Un futuro llamado televisión

El instrumento ha dejado de ser un aparato frente al que la familia se sienta y ve un programa que pasa en cierto canal y a una hora determinada.

Fecha de publicación: 31-03-16
Más noticias que te pueden interesar

Atli Schoenbeck– Cerca de 15 años, fue lo que le tomó evolucionar al televisor. La sustitución de los tubos de rayos catódicos fue un enorme salto que dio paso a las pantallas planas, cuyas ventajas van desde la reducción en el tamaño, hasta la posibilidad de fabricar pantallas curvas e incluso flexibles. Las ventajas también son enormes en relación con la calidad de la imagen, la realidad del color y el consumo de energía.

La “caja boba”, como sus detractores llamaron por mucho tiempo al televisor, por su forma de cubo y el contenido que transmitía, ha pasado a ser un aparato delgado e inteligente, que ofrece posibilidades prácticamente infinitas. Ahora, la pantalla de TV se conecta a internet, por lo que no sólo es posible ver un programa, sino también interactuar con otros usuarios que gustan de esa programación, comentar los contenidos y tener acceso a su cuenta de correo, redes sociales e incluso a videollamadas.

La televisión interactiva es un instrumento bidireccional, ya que manda y recibe información y contenido, en tiempo real o puede almacenar para acceder después a un video, serie o película; para ello, solamente es necesario tener una pantalla digital y una conexión a internet. La ventaja de la interactividad con la televisión radica en que los usuarios tienen el control sobre los contenidos de modo que, mientras un televidente puede ver de manera pasiva un programa otro podrá interactuar con elementos más ricos de la historia durante la transmisión o entre episodios, detalla el estudio. Sumado a ello, el esfuerzo de los fabricantes por ofrecer imágenes y colores más reales ha quedado evidenciado al cuadruplicar la cantidad de píxeles en una pantalla y convertir los 2,1 millones de píxeles de un Full HD en  8,3 para un Ultra HD (4K).

En sintonía con la necesidad de ahorrar espacio pero disfrutar al máximo del entretenimiento en casa, fabricantes como LG Electronics han revolucionado el diseño para ofrecer pantallas que miden 2.5 milímetros de grosor, casi invisibles al apreciarlas de lado.  En este privilegiado espacio, los usuarios pasan varias horas al día interactuando con sus equipos.  Gracias a la libertad que la TV Inteligente brinda para elegir lo que desean ver y cuándo verlo, expertos predicen que la TV por cable pronto morirá.

La mejor noticia es que, gracias a la rápida evolución de la industria, a medida que la calidad de la imagen mejora, el precio de los televisores de alta tecnología tiende a bajar.  Es decir, la calidad de la imagen y las prestaciones son mejoradas cada pocos años y esto hace que los televisores de cuatro o cinco años atrás pasen a estar desactualizados y obsoletos y por lo tanto los precios tiendan a bajar.

Etiquetas: