Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Hitech

Sensores, Programas, Actuadores

Las ideas del pensamiento computacional tienen aplicación ubicua.

Fecha de publicación: 19-11-15
Por: Julio González – spaces.smartla.net - Instructor Certificado EV3 nivel Gold por Carnegie Mellon University’s  Robotics Academy
Más noticias que te pueden interesar

En un video en Internet se muestra la ecuación “Pensamiento Computacional = Habilidades de Pensamiento Crítico + Poder de la Computación”, explicando que esta relación provee una base sólida para la toma de decisiones y para innovar soluciones encaminadas a la mejora de nuestra calidad de vida.

Entre las múltiples definiciones de “pensamiento computacional” se encuentra la ofrecida por Alfred V. Aho, que dice: “El pensamiento computacional es el proceso que permite formular problemas de forma que sus soluciones pueden ser representadas como secuencias de instrucciones y algoritmos”. Al aceptar tal definición como válida y desde la Robótica Educativa, encontramos que para formar adecuadamente el pensamiento computacional se requiere realizar actividades con sensores, programas y actuadores. Veamos por qué.

Los problemas avanzados en Robótica Educativa frecuentemente se proponen como “Misiones Robóticas” en las que los estudiantes deben formular y atacar el problema de acuerdo con el entorno donde el robot está inmerso. Previamente en el proceso de formación, los estudiantes han abordado problemas más simples en los que el robot se equipa con “sensores” capaces de detectar las características del entorno, que puede ser cambiante.

Las “misiones robóticas” promueven la colaboración y la comunicación, como hábitos que los estudiantes adquieren para desempeñarse exitosamente en la vida.

Una vez conocida la información que mapea el entorno, los robots analizan la información, realizan cálculos y toman decisiones. Tales actividades siguen cierta “lógica” que es proporcionada por el programador del robot, así que las habilidades de programación del robot se forman junto con las habilidades mecánicas para construcción del mismo robot. Al formar estas habilidades, el estudiante descubre la necesidad de contar con información completa y correcta, con lo que adquiere sentido crítico, además plantea diversas líneas de acción, con lo que ejercita la creatividad.

Y para que el robot actúe en su entorno requiere de actuadores, frecuentemente motores que desplazan al mismo robot (locomoción) o que impulsan mecanismos actuantes sobre otros objetos (manipulación). Los actuadores también pueden ser algún tipo de interfaz con los humanos: luces, pantallas, emisores de sonido…, o emitir algún tipo de señal por red: WiFi, Bluetooth, Ethernet, Internet… En cualquier caso, los actuadores son los dispositivos que ejecutan las decisiones que devuelven los programas, después de que los sensores han adquirido información del entorno.

Todas las ideas y vocabulario aquí brindado es aprendido de formas lúdicas en procesos de formación estandarizados a través de la Robótica Educativa.

Las ideas propuestas por la Robótica Educativa y puestas en práctica con la terna sensores-programas-actuadores se aplican en la vida diaria entendiéndolas así: recibir estímulos del entorno, analizar información y tomar decisiones, actuar de acuerdo con lo decidido. Para que estas ideas nos procuren una mejor calidad de vida puede que no necesitemos robots ni computadoras, pero sí necesitamos procesos educativos continuos y estandarizados, en los que los robots y las computadoras son excelentes vehículos dado el poder motivacional que tales instrumentos generan en niños y jóvenes. A esto nos referimos con la ubicuidad del pensamiento computacional, ¡sus ideas se aplican a todo!

Etiquetas: