Lunes 24 DE Septiembre DE 2018
Gente&+

¿Listo para tener un perrito?

Veterinarios aconsejan qué aspectos considerar para involucrar a los niños en el cuidado de la mascota.

Fecha de publicación: 09-11-15
Más noticias que te pueden interesar

Fernando Pinetta*– La edad ideal para que un niño tenga un perrito es a partir de los cinco años, porque ya puede aprender cómo tratarlo sin riesgos y entender que un animal de compañía necesita mucho más  que solo agua y comida.

Claudia Edwards Patiño, médica veterinaria, explica que un niño menor de cinco años podría lastimar sin querer a un perrito y el animal podría reaccionar.

“Antes de esa edad todavía su coordinación motriz fina no es muy buena. Son bruscos sin querer, no pueden controlar cuánto apachurran o cuánto jalan, pueden lastimar al animal y éste tener una reacción agresiva por dolor”, señala.

Otra razón por la que no es conveniente tener una mascota antes de que el pequeño cumpla cinco años es porque al mismo tiempo habría que enseñarle al perro y al niño a ir al baño, por ejemplo.

“Para las mamás es demasiado complicado porque el perro está cambiando de dientes de los tres a los nueve meses, entonces está mordiendo todo; orina por todos lados porque tiene que aprender a controlar el esfínter y si tienes un bebé de unos dos años que también está aprendiendo a ir al baño, no puedes atender a los dos”, explica.

Si consideran que ya están listos para tener una mascota, la especialista recomienda que sea un perro de tamaño mediano.

“Los perros pequeños ven el mundo muy agresivo, se espantan muy fácilmente y tienden a ser dominantes porque suelen ser muy consentidos, entonces van a competir con el niño y podrían morderlo y, por otro lado, un perro muy grande solo jugando podría tirar a un niño y lastimarlo, por eso tampoco es recomendable”, detalla.

Siempre es mejor adoptar un perro que no es de raza porque son más saludables y más sociables, además de que al acudir a un albergue a adoptar a un perrito, el niño aprende que, en adelante, debe cuidar, querer y darle una mejor vida a ese animal.

Sin embargo, si prefieren un perro de raza, Edwards recomienda elegir un labrador, un golden retriever o un boxer.

Y una vez que el nuevo integrante de la familia llega a casa empiezan las responsabilidades para el niño, quien debe encargarse de darle de comer al perro siempre a la misma hora y aprender que la mascota no puede comer lo mismo que las personas.

“Un niño de cinco años perfectamente puede darle de comer al perro, cepillarlo, levantar el excremento y sobre todo jugar con él.

“Se puede establecer una rutina en la que, después de comer, el niño pueda descansar un rato tal vez viendo la tele pero después tiene que salir a jugar con el perro, eso es primordial, porque de esa forma es como el perro va a sentirse querido y feliz”, apunta.

Edwards también recomienda hacer un calendario para ayudar al niño a recordar cuándo la mascota debe visitar al veterinario para ser vacunado y desparasitado y cuándo le toca baño.

Etiquetas: