[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

El pintor de pesadillas: la increíble historia de las oscuras obras de Beksínski


El artista polaco Zdzislaw Beksinski tuvo una vida tan trágica como sus obras.

foto-articulo-Insólito

Algunos de los artistas plásticos más importantes de la historia han tenido una vida complicada, y se cree que algunas de las situaciones que los marcaron se ven reflejadas en sus obras. 

Un caso en particular puede ser el del arquitecto polaco Zdzislaw Beksínski, quien estuvo en coma debido a un accidente y al despertar se interesó por el arte. Cualquiera pensaría que este posible trauma justificaría su incursión al mismo, sin embargo, las lúgubres imágenes del artista tenían un trasfondo.

Zdzislaw Beksínski no es conocido precisamente por haber pintado lindos paisajes o retratos. El polaco ganó popularidad tras haber realizado pinturas oscuras con situaciones de caos o figuras tétricas.

Obras sacadas de pesadillas

Según el sitio web Historia del Arte, Beksínski nació en 1929 en un pueblo al sur de Polonia, Sanok, y su pintura es prácticamente autodidacta. El artista estudió arquitectura en Cracovia y trabajó durante algunos años en la construcción. 

Sobre el tema de sus cuadros existe una anécdota, hoy imposible de verificar, que dice que en los años cincuenta tuvo un accidente con un convoy ferroviario y que estuvo cerca de un año en coma. 

De acuerdo con la historia, cuando Beksínski despertó, dijo haber estado en un lugar espantoso, lleno de enfermedad y muerte, donde criaturas esqueléticas lo perseguían junto con perros infernales. 

Supuestamente de ese paisaje interior le vendría la inspiración para sus obras. Lo cierto es que jamás le puso título a sus trabajos y evitaba de manera astuta cualquier interpretación posible.

Una publicación de Cultura Inquieta, destaca que los primeros trabajos del pintor se encaminaron al arte abstracto y con el paso del tiempo optó por el surrealismo. El arte más conocido de Beksínski son las pinturas que retratan mundos apocalípticos, inefables y sacados de las peores pesadillas.

En YouTube hay numerosas entrevistas hechas para canales de televisión polaca, donde se lo puede ver en su estudio, luminoso y ordenado, que podría ser el de un ilustrador infantil y con las paredes cubiertas por cientos de CD’s y cassettes. 

Pese a la oscuridad de sus obras, personas que lo conocían aseguran que el artista era una persona alegre y agradable. Beksínski afirmaba que sus trabajos contenían temas optimistas e incluso humorísticos. 

Foto: Serpent Publishing

Una vida complicada

A pesar de que no se sabe a ciencia cierta si la historia del accidente es verdadera, sí hay registros de que los últimos años de vida del artista fueron complicados.

Pese al éxito, Beksiński mantuvo un estilo de vida sencillo hasta el final de sus días. Nunca se interesó por la vida social ni por el circuito del arte. No le gustaba asistir a exposiciones y si podía, evitaba ir a la inauguración de sus propias muestras. 

Los años previos a su violenta muerte estuvieron ensombrecidos por dos desgracias: en 1998 muere Zofía, su compañera de toda la vida. En la Navidad de 1999, su único hijo (el locutor, traductor y periodista musical Tomasz Beksiński, muy conocido en Polonia) se suicida y es el pintor quien encuentra el cuerpo.

Su propio final fue también trágico y oscuro, ya que encontraron su cadáver en su hogar, luego que el hijo de un vecino con otro amigo lo asesinaran tras negarse a prestarles dinero. 

Su legado permea en la cultura popular, con casos como Stranger Things, serie que cuenta con escenarios inspirados en pinturas del artista, así como del anime Neon Genesis Evangelion con la famosa Cruz Beksínski.

Te puede interesar:

Claudia Ramirez
Reportera de Cultura y Entretenimiento. Periodista profesional con Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos. Considero que la educación es clave para formar una sociedad empática, consciente y justa.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Alexander Valdéz/elPeriódico
Departamento de Estado de EE.UU. preocupado por nuevas acciones contra exfiscales anticorrupción
noticia Rita María Aguilar / elPeriódico
Procesiones realizan recorridos durante el cuarto domingo de cuaresma
noticia Gonzalo Marroquín
Enfoque | Luces y sombras en la vida de Álvaro Colom


Más en esta sección

Escuela de Ciencias de la Comunicación de la USAC y UNICEF Guatemala firman carta de entendimiento.

otras-noticias

Almacenar el agua de lluvia puede mejorar la calidad de vida de las ciudades

otras-noticias

Colombia asesta primeros golpes al Clan del Golfo tras fin de tregua

otras-noticias

Publicidad