[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Insólito

Esta es la historia de Medusa, la mujer con cabello de serpientes


Medusa es conocida como una mujer malvada, pero pocos saben su verdadera historia.

foto-articulo-Insólito

Foto: AFP

La mitología griega tiene un amplio repertorio de historias sobre dioses, héroes y villanos de los que han hecho decenas de libros, películas y series a lo largo de los años. Estos relatos pertenecen a la Antigua Grecia (c. 1200 a.C.-146 a.C.), considerada como la cuna cultural de la civilización de Occidente.

Los relatos que componen la mitología griega fueron inicialmente de naturaleza oral, ya que en muchos casos son previos a la invención de la escritura. Estos relatos eran recitados por bardos y posteriormente plasmados o versionados por escrito.

Es así como actualmente se conocen decenas de mitos o leyendas sobre estas deidades o personajes representativos, como es el caso de Medusa, la mujer con cabello de serpientes que petrificaba a quien la viera a los ojos.

Historia de Medusa

Medusa es una de las figuras más reconocibles del arte griego antiguo. Su rostro, ya sea feroz y grotesco o femenino y sereno, aparece prácticamente en todos los medios en diferentes contextos. 

La interpretación más común de Medusa sugiere que es un símbolo que se usa para proteger y alejar lo negativo. Ella representa una amenaza peligrosa destinada a disuadir a otras amenazas peligrosas, una imagen del mal para repeler el mal. 

De acuerdo con una publicación del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York (MET), una mirada cercana a su papel en la mitología y el arte griego revela un personaje complejo y matizado con múltiples implicaciones.

El origen de Medusa en la mitología griega es incierto. El poeta Hesíodo (c. 700 a. C.) la menciona por primera vez en su Teogonía, donde explica el origen del cosmos y de los dioses de los griegos, y allí dice que Poseidón se acostó con ella “en un suave prado, entre primaverales flores”. También es descrita por Píndaro (alrededor del 490 a. C.) como “la de hermosas mejillas”.

Según la Teogonía de Hesíodo, ella era una de las tres hermanas Gorgonas nacidas de Forcis y Ceto, dioses primordiales del mar; Medusa era mortal, mientras que sus dos hermanas, Esteno y Euríale, eran inmortales.

No obstante, la versión más conocida del mito proviene del romano Ovidio y su famoso poema narrativo Las metamorfosis (culminada en 8 d. C.), citado por la Enciclopedia de Historia Antigua, donde es descrita como una hermosa doncella y sacerdotisa del templo de Atenea, cuya belleza le ganó numerosos pretendientes. 

Representación de Medusa y Poseidón.

Entre ellos estaba el terrible dios de los mares, Poseidón, quien la raptó, abusó de ella y la dejó embarazada.

Despojada así de su pureza, Medusa fue entonces castigada por Atenea, furiosa por la profanación de su templo. La diosa le transformó los cabellos en serpientes e hizo que se convirtieran en piedra quienes la miraran al rostro.

Su muerte

El mito más conocido sobre la mujer de cabellos de serpiente relata su fatídico encuentro con el héroe griego Perseo. 

Según el mito, un rey deshonroso le exigió a Perseo que le llevara la cabeza de Medusa como regalo, por lo que Perseo partió con la ayuda de los dioses, quienes le proporcionaron herramientas divinas. 

Mientras las Gorgonas dormían, el héroe atacó, usando el pulido escudo de Atenea para ver el reflejo del terrible rostro de Medusa y evitar su mirada petrificante mientras la decapitaba con un arpa, una espada diamantina. 

Perseo con la cabeza de Medusa, escultura de Antonio Canova.

Este acto violento, resultó en el nacimiento de los dos hijos de Medusa, el caballo alado Pegaso y el gigante Crisaor, que saltó de su cuello, ambos producto de la violación de Poseidón a Medusa. 

La historia relata que las dos hermanas inmortales persiguieron a Perseo con furia, pero este logró escapar con la ayuda de las botas con alas de Hermes y el casco de invisibilidad de Hades. 

Sin embargo, ni siquiera la muerte pudo sofocar el poder de Medusa, y Perseo tuvo que guardar su cabeza decapitada en un saco especial lo suficientemente fuerte como para contenerla, llamado kibisis. 

En sus viajes, usó la cabeza para convertir a sus enemigos en piedra y rescatar a la princesa Andrómeda de un monstruo marino ( 20.192.16 ), antes de dársela a Atenea para que la usara en su escudo y así vencer a sus enemigos.

Si bien, en la actualidad estas historias suenan fantásticas, para los antiguos griegos eran casi históricas. Los mitos, así como las historias registradas por Homero y Hesíodo, se consideraban parte de un pasado heroico perdido cuando hombres y mujeres interactuaban con héroes, dioses y lo sobrenatural. 

Te puede interesar:

Claudia Ramirez
Reportera de Cultura y Entretenimiento. Periodista profesional con Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos. Considero que la educación es clave para formar una sociedad empática, consciente y justa.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP / elPeriódico.
Huracán Fiona escala a categoría 3 y se dirige a islas Turcas y Caicos
noticia Alexander Valdéz/elperiodico
FECI y García Gudiel piden que Aifán se aparte del proceso 
noticia IN ON CAPITAL
EE. UU. impulsa gasto en Black Friday; Europa se frena por crisis 


Más en esta sección

El ADN más antiguo del mundo tiene dos millones de años, según estudio

otras-noticias

Nobel de Literatura 2022, Annie Ernaux: “El reconocimiento de mi obra es una señal de esperanza para las escritoras”

otras-noticias

Nueva presidenta de Perú busca formar gobierno tras autogolpe fallido de Castillo

otras-noticias

Publicidad