[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Insólito

Estos son cinco lagos del mundo que están en peligro de desaparecer


El cambio climático, la sequía y la sobreexplotación están secando algunos de los lagos del planeta.

foto-articulo-Insólito

Las próximas generaciones podrían no llegar a conocer varios ríos, lagos y humedales ubicados en diferentes partes del mundo, debido a que muchos de ellos han comenzado a secarse. A pesar de que algunas asociaciones ambientales se encuentran trabajando en su recuperación, no todas las fuentes de agua afectadas podrían sobrevivir.

Entre los factores que han contribuido a que esta tragedia ocurra se encuentran las presas mal planificadas, la contaminación, la pérdida de hábitat, la extracción de arena, el cambio climático y la introducción de especies invasoras.

Según una publicación de National Geographic, esta es una crisis que no ha recibido tanta atención como otras emergencias medioambientales, entre ellas la deforestación o la contaminación por plástico, a pesar de que los humanos dependen de los sistemas de agua dulce para obtener agua potable, comida y saneamiento. 

Actualmente existen programas de conservación enfocados en la recuperación de ríos, lagos y humedales, sin embargo, científicos han señalado que se debe trabajar de manera rápida si se quiere salvar estos ecosistemas que son cruciales para la supervivencia de animales y humanos.

Estos son cinco lagos alrededor del mundo que se encuentran en peligro de desaparecer en un futuro cercano, si no se toman acciones rápidas.

Lago Tanganica, África

El lago Tanganyika, como es conocido de forma local, es una de las maravillas naturales del mundo y contiene el 17 por ciento de toda el agua dulce en la superficie del planeta. Tiene cuatro países limítrofes (Burundi, la República Democrática del Congo, Tanzania y Zambia), lo cual lo convierte en fuente de sustento para más de 10 millones de personas.

De acuerdo con el  Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), este lago es también un foco crítico de biodiversidad, ya que alberga a más de 700 especies de peces que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo. La región comprende áreas boscosas que son uno de los pocos hábitats restantes de chimpancés y gorilas.

Sin embargo, la cuenca del lago es cada vez más vulnerable a los efectos de las actividades humanas, como la deforestación y las prácticas agrícolas y pesqueras insostenibles, las actividades mineras y la contaminación. Estas amenazas se intensifican debido a los impactos del cambio climático y al rápido crecimiento de la población en la región.

Lago Poopó, Bolivia

El lago salado Poopó, el segundo más grande de Bolivia, se convirtió en desierto luego que los fenómenos naturales y el cambio climático provocaron su sequía. En diciembre de 2015, los niveles de agua del Poopó se redujeron a tal grado que el cuerpo de agua desapareció, hecho considerado como una de las mayores catástrofes ambientales de Bolivia, según detalla una publicación de la Fundación Aquae.

La desaparición de este lago dejó a los pescadores locales sin medios, abandonando muchos de ellos sus recursos económicos, además de afectar gravemente al ecosistema. No es la primera vez que el lago Poopó se seca, la última vez fue en 1994.

Aunque el lago logró aumentar su caudal en tiempo de lluvia, su situación aún es muy crítica en época seca. Hoy los comunarios no pierden las esperanzas de que este caudal se mantenga y traiga consigo nuevamente la actividad de la pesca.

Lago Prespa, Europa y Asia Central

Con más de 5 millones de años de antigüedad, el lago Prespa, en la ex República Yugoslava de Macedonia, es uno de los más antiguos lagos de agua dulce del mundo. Su cuenca, la cual es ecológicamente frágil, alberga a más de dos mil especies de peces, aves, mamíferos y plantas. 

Según el PNUD, muchas de estas especies son exclusivas de la zona, y entre estas se cuentan una diversidad que corre peligro de extinguirse si no se protege su hábitat pronto. Este singular sistema ecológico ha sufrido enormemente durante los últimos 40 años, en particular como resultado de la contaminación causada por prácticas agrícolas insostenibles.

Asimismo, la entidad detalla que este lago se ha visto afectado por las miles de toneladas de manzanas podridas que tiran en las orillas, el uso excesivo de pesticidas y fertilizantes, así como la erosión y la introducción de residuos y aguas residuales no tratadas.

Actualmente, la entidad de la ONU cuenta con un programa que comprende un conjunto integral de medidas para devolver la salud al ecosistema al tiempo que se protegen los medios de subsistencia de los agricultores locales.

Lago Inle, Asia y el Pacífico

El Inle es un lago de agua dulce situado en las montañas del Estado Shan, al este de Birmania y cuenta con más de 1.5 millones de años de antigüedad. Esta área, hogar de las últimas poblaciones de raras especies endémicas de aves, peces y diversidad biológica, también está al borde de una catástrofe ambiental.

El reporte del PNUD describe que décadas de prácticas ambientales insostenibles han ocasionado una reducción del área del lago y un aumento de la contaminación. 

Científicos que trabajaron en la investigación, llaman a esto cambio climático ambiental antropogénico, un término que subraya la degradación ambiental causada por la actividad humana. El lago Inle se ha reducido en un 38 por ciento en 73 años, y apenas el 38 por ciento del lago permanece abierto para uso general. 

Lago Chad, África

Este es un lago endorreico poco profundo que se encuentra situado en la frontera entre Chad, Níger, Nigeria y Camerún, en África. Su capacidad ha ido menguando con el paso del tiempo y debido, sin duda, a la desertización provocada por la cercanía del desierto del Sahara y por la captación de aguas para irrigación de cultivos.

En 1963, la superficie del lago Chad era de unos 26 mil kilómetros cuadrados, y en la actualidad no llega a los 1 mil 500, según el Programa de la ONU para el Medioambiente (PNUMA).

La principal amenaza en el nivel del lago procede de un aumento de la extracción humana en el sur de la cuenca del mismo, principalmente para el regadío, que podría responder a un aumento de las necesidades alimentarias, en un contexto de un fuerte crecimiento demográfico y del probable crecimiento urbano.

Conscientes de ello, Camerún, Chad, Níger y Nigeria trabajan en el proyecto Transaqua, el cual prevé el trasvase de agua desde la cuenca del río Congo hasta el lago Chad. Para ello, se construiría un canal de unos 2 mil 400 kilómetros que uniría el río Ubangui, uno de los afluentes del Congo, con el Chari, el principal tributario del lago.

Te puede interesar:

Claudia Ramirez
Reportera de Cultura y Entretenimiento. Periodista profesional con Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos. Considero que la educación es clave para formar una sociedad empática, consciente y justa.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia José Alejandro Arévalo Alburez
Ética en la política
noticia AFP
Un avión con 132 pasajeros se estrella en el suroeste de China
noticia Editorial
Condición arbitraria para pagar el impuesto de circulación


Más en esta sección

Octubre se inicia con una taza de café 

otras-noticias

Djokovic jugará la final en Tel Aviv

otras-noticias

Los santos también a la cárcel

otras-noticias

Publicidad