[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Insólito

Lago Paratetis: existió hace unos 10 millones de años y era el más grande del mundo


Este lago llegó a ser el hábitat de una variedad de criaturas prehistóricas exóticas.

foto-articulo-Insólito

En la época del Mioceno tardío, el continente euroasiático era muy diferente a como es ahora, ya que una parte significativa era abarcada por el lago más grande en la historia de la Tierra. Conocido como el mar de Paratetis, este megalago cubría 2.8 millones de kilómetros cuadrados y existió hace más de 10 millones de años.

Al oeste, África y Europa se encontraban separadas por un archipiélago, y hacia el sur, lo que hoy corresponde a las zonas de la península de Anatolia y los Balcanes, era una masa continua de tierra que comenzaba a dividirse y separarse dando paso a varios lagos que se convertirían en el moderno mar Egeo. 

Las masas de tierra que hoy conforman la Italia actual se hallaban esparcidas en un grupo de islas en lo que hoy es el mar Mediterráneo central. Y es que cuando las placas continentales colisionaron hace aproximadamente unos 12 millones de años, no solo levantaron nuevas montañas en Europa, sino que crearon este megalago.

Según describe el artículo Regresiones de megalagos del Mioceno tardío en Eurasia, publicado en la revista Science Reports, este enorme cuerpo de agua ocupó un área mayor al actual mar Mediterráneo albergando en su momento de mayor esplendor hasta 1.77 millones de kilómetros cúbicos de agua: más de 10 veces el volumen de todos los lagos de agua dulce y salada de la actualidad.

Este megalago se caracterizó por varios episodios de inestabilidad hidrológica y desecación parcial, fragmentación progresiva, así como las constantes variaciones en el aporte y retirada de agua y sedimentos, y con ello de su salinidad, debido principalmente a la tectónica de placas y a diversos cambios en el sistema climático.

Cambio Climático

En un mapa de la actualidad, el lago se habría extendido desde los Alpes orientales hasta Kazajistán. No obstante, el clima cambió drásticamente entre 7 y 9 millones de años atrás, con una disminución de las precipitaciones que provocó que el Paratetis se redujera en tamaño. Esta regresión implicó una caída en el nivel del agua de casi 250 metros, lo que equivale a hasta un tercio del volumen del lago.

A medida que el megalago se reducía, el agua en la cuenca central del lago se volvía cada vez más salada, tanto que muchas de las especies acuáticas que residían allí, incluidos los moluscos y las algas unicelulares, se extinguieron por completo.

Este evento climático se conoce como el Gran Secado Khersoniano, un período en Eurasia en el que los niveles de precipitación cayeron drásticamente. Esto fue causado por un cinturón climático seco, que se estableció al norte de los Cárpatos y se extendió lentamente hacia el sur.

Sin embargo, no se acabó con toda la vida en el lago y, a medida que el clima finalmente se volvió más húmedo, el Paratetis se extendió y pronto se convirtió en el refugio de especies que no se encuentran en ningún otro lugar del planeta. 

Según una publicación de El País, esto incluyó una de las especies de ballenas más pequeñas del mundo, conocida como Cetotherium riabinini. Esta ballena enana crecía solo hasta 3 metros de largo y era probable que se alimentara por filtración. 

También se han identificado otros mamíferos marinos enanos en el mar de Paratetis, incluidos delfines y focas. Se cree que estas especies crecieron a tamaños pequeños como una adaptación a las aguas cada vez más reducidas del lago.

Al igual que estos animales, el Paratetis estaba destinado en última instancia a la extinción. Los cambios geológicos hace unos 7 millones de años dieron como resultado la formación de una gran salida en el borde suroeste del lago, lo que provocó que el Paratetis desembocara en el mar Mediterráneo.

Claudia Ramirez
Reportera de Cultura y Entretenimiento. Periodista profesional con Licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos. Considero que la educación es clave para formar una sociedad empática, consciente y justa.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Salud autoriza en Quetzaltenango procesión durante la cuaresma
noticia Juan Villoro
El país del espanto
noticia María Elena Schlesinger / Sobremesa
Crónica de un asesinato


Más en esta sección

¿Sufres acidez? Descubre cómo tratar el reflujo gastroesofágico

otras-noticias

Contécnica, S.A., lanza nueva emisión en el mercado de valores

otras-noticias

SIP pide garantías de debido proceso y seguridad para periodista

otras-noticias

Publicidad