[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Farándula

Kanye West: sus exigencias decepcionaron al director de su documental


Las exigencias y excentricidades de Kanye West decepcionaron pero no sorprendieron al director del nuevo documental del rapero.

foto-articulo-Farándula

Decepcionado pero no sorprendido quedó el director del nuevo documental sobre Kanye West con la exigencia a última hora del rapero de reeditar la producción que llevó años de trabajo.

Clarence Coodie Simmons comenzó a filmar a su entonces amigo Kanye West en 2001, curioso de hasta donde el ambicioso joven músico de Chicago podría llegar. 

El resultado fueron 320 horas de material que registra su trayectoria hacia el estrellato, condensadas en la trilogía de siete horas “jeen-yuhs: A Kanye Trilogy”, cuya primera parte estará disponible en Netflix este miércoles.

Sin embargo, después de años de trabajo, West fue a Instagram el mes pasado para exigir encargarse de “la edición final y la aprobación” del proyecto, y poder así “estar al mando de mi propia imagen”.

“Le dije a Kanye que tenía que confiar 100% en esta película (…) Él me dijo que confiaba”, comentó Simmons en entrevista con AFP. “Así que cuando vi su Instagram, me sentí un poco decepcionado”.

La semana pasada West, que ahora se hace llamar Ye, continuaba presentando nuevas exigencias, como que la superestrella del rap Drake asumiera la narración. 

Netflix no se ha pronunciado públicamente. 

Mientras trabajaba en el proyecto, Simmons tomó medidas importantes para garantizar que West estuviese contento con la producción. En 2005, por ejemplo, desistió de lanzar la cinta como estaba previsto porque el rapero dijo que “no estaba listo para que el mundo viese como era su verdadero yo”, contó el realizador.

Distanciados, Simmons tendría poco acceso a West durante la siguiente década.

Pero en una aparente reconciliación, West fue a la proyección del documental el viernes y abrazó a Simmons. “La gente trata de cancelarnos y nos distanciamos o dejamos de hablarnos, de comunicarnos”, dijo el rapero a la audiencia.

“Voy a prestar atención”

El documental aborda la salud mental de West, incluyendo el desorden bipolar por el cual fue hospitalizado en 2016, y que recibió nuevamente atención en 2020 cuando intentó disputar la presidencia de Estados Unidos.

Al volver a rodar hace dos años una reunión en la cual West vociferaba a inversionistas de bienes raíces que había tomado medicamentos para el trastorno bipolar para poder tener “una conversación normal y traducir lo ajeno al inglés”, Simmons se sintió tan conmocionado por el comportamiento de su amigo que apagó la cámara.

“Era la primera vez que capturaba a Kanye así. Sentí que tenía que bajar la cámara y escucharlo. Estar allí para él como un hermano, y no como un director”, dijo Simmons, un excomediante y figura de televisión.

“Ocurrió en un par de ocasiones, en las que pensé: ‘Ok, voy a prestar atención'”.

En la proyección del viernes, West dijo que había cometido “lo que se podría pensar que son errores en público” para demostrar que los límites impuestos a los negros son “solo una cortina de humo”.

“Usamos marcas que no son nuestras, jugamos para equipos de baloncesto que no son nuestros. El momento es ahora”, agregó.

“Despreocupado y feliz”

La controversia por las demandas de West sobre el documental “jeen-yuhs” ha generado más publicidad de cara al lanzamiento del documental.

Simmons y el codirector Chike Ozah esperan que mostrar a West en momentos de mayor vulnerabilidad mientras construía su carrera ayude al mundo a ver con otra luz a una figura conocida por sus explosiones egocéntricas y arrogantes.

Ozah, por ejemplo, recuerda una de las primeras escenas filmada en una cadena de restaurantes donde West celebraba que le retiraran unos alambres de su mandíbula que le colocaron después de un accidente de tráfico.

“Él había estado tomando solo dieta líquida, por lo que había perdido considerable peso. Tenía cuadritos en el abdomen”, recuerda Ozah.

“Es un momento que compartías con Kanye. Él incluso agarra la cámara de manos de Coodie y comienza a grabarlo a él, y parece tan despreocupado y feliz”.

“Es un momento que valoras, verlo así”, comenta Ozah, quien tiene fama de ser perfeccionista.

¿Está West listo ahora para que el mundo finalmente vea su verdadero yo?

“No se trata de si él está listo. Yo esperaría que él viese esta película”, responde Simmons. “El mundo necesita ver esto. No se trata de Kanye y de mí”.

También te puede interesar:

Ana Lucía Mendizábal
Reportera de Cultura y Entretenimiento. Comunicadora con 30 años de experiencia en medios de comunicación escritos y digitales.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
BHP pide en Chile mediación que evite huelga en la mayor cuprífera del mundo
noticia Ferdy Montepeque/elPeriódico
Comuna de Mixco pagó Q4.2 millones por salarios al equipo de fútbol en 2021
noticia Christian Gutiérrez/elPeriódico*
Tribunal de Alta Verapaz ordena a la UNE suspender Asamblea General 


Más en esta sección

Los ganadores del Nobel que ayudaron a probar el entrelazamiento cuántico

otras-noticias

Voluntarios del Cuerpo de Paz regresan a Guatemala

otras-noticias

Muere Loretta Lynn, pionera del género country

otras-noticias

Publicidad