» El legado de Kaminaljuyu en nuestra identidad

Kaminaljuyu fue una de las ciudades mayas más importantes de la época prehispánica, pues llegó a convertirse en la gran metrópoli de las Tierras Altas y centro de poder económico.

Gracias al gran patrimonio cultural que el país posee, todos los guatemaltecos pueden sentirse identificados con su pueblo de un modo u otro. Visitar, conocer, aprender y cuidar de ellos es como un ancla, ya que permite tener una conexión con el pasado de la historia como ciudad y país.

Kaminaljuyu tiene un valor arqueológico e histórico inestimables, está situado dentro del perímetro del Valle de Guatemala, en las zonas 7 y 11. A este lugar se le ha denominado “Colina o Cerro de los Muertos” por la gran cantidad de entierros que se encontraron en las excavaciones de las ruinas en 1926-27 por Manuel Gamio y Antonio Villacorta (1927). 

Es una de las ciudades mayas más antiguas y de más larga ocupación en Mesoamérica, asentada en este lugar por su abundante agua y tierra fértil, lo que le permitió convertirse en uno de los principales centros de comercio del período Preclásico hasta finales del Clásico Tardío. Es conocida por sus templos, basamentos piramidales y obras hidráulicas que contaban con canales con esclusas de madera, que controlaban el volumen y cantidad de agua que transportaban a cada rincón de la metrópoli desde el lago Miraflores.

Sus habitantes se asentaron a orillas de este lago y crearon un impresionante sistema de canales que les permitía llevar agua a lugares distantes, además de servirles como vías de comunicación. Su sistema económico estaba basado en la producción agrícola, pero también en el control, intercambio y redistribución de productos, principalmente la obsidiana.

Museo Miraflores, la conexión con Kaminaljuyu

Los museos son espacios muy importantes dentro de la infraestructura de cualquier país y también desde el punto de vista social. Spectrum, desarrollador líder de proyectos innovadores en el sector inmobiliario construyó y opera el Museo Miraflores como parte de su compromiso con un desarrollo responsable, que valora y reconoce la importancia de la protección, conservación y difusión del legado de la cultura maya de Kaminaljuyu. 

Museo Miraflores abrió sus puertas por primera vez en 2002 y luego de un estudio profundo y minucioso, Spectrum decidió ampliar y remodelar las instalaciones del Museo, con el objetivo de transformar un espacio de relevancia cultural que alberga la riqueza arqueológica de más de tres mil años de antigüedad de Kaminaljuyu, y con esto busca darles a los visitantes nuevas oportunidades de aprender sobre la historia en un espacio renovado.

Su colección cuenta con piezas arqueológicas originales de más de 3 mil años de antigüedad que ilustran la historia de los primeros habitantes de lo que hoy es la Ciudad de Guatemala. Su renovación ha abierto espacio a más obras que permiten descubrir los misterios de los antiguos mayas y las maravillas creadas por los habitantes de Kaminaljuyu. Esta extraordinaria colección se exhibe mediante una variedad de experiencias participativas que hacen a Museo Miraflores único en su categoría. De hecho, el nuevo diseño hará del recorrido un espacio que estimulará y atraerá la atención de niños, jóvenes y todo el visitante dispuesto a dejarse maravillar por una experiencia distinta a la oferta cultural que hoy por hoy ofrece Guatemala. El visitante podrá experimentar e interactuar con las actividades diseñadas para dar a conocer nuestro pasado de una manera lúdica y dinámica. Museo Miraflores ya no será un museo “tradicional” de arqueología pues se incorporó un discurso renovado y actividades novedosas que harán de la visita un verdadero placer.

Con esta ampliación, Spectrum confirma su compromiso con un desarrollo responsable que valora y protege el patrimonio cultural, consolidándolo como uno de los mejores museos del país. 

Advertorial