» Casa Santo Domingo es más que un lugar para descansar

Un espacio lleno de arte y cultura donde se combinan actividades corporativas, familiares y ocio.

Por Geldi Muñoz Palala

El Hotel Museo Spa Casa Santo Domingo, ubicado en las ruinas del Templo de Santo Domingo, es un lugar donde el visitante encuentra arquitectura, historia y cultura.

El Convento de Santo Domingo albergó a frailes y novicios en el Siglo XVII, pero en 1773 fue destruido por el terremoto de Santa Marta. En 1989 fueron comprados los terrenos para rescatar la historia y desarrollar un hotel. Actualmente es uno de los atractivos para quienes visitan La Antigua Guatemala.

El gerente general, Diego Castañeda, comentó que la historia del lugar es muy atractiva porque se respetó cada vestigio, y el hotel fue creciendo basado en investigaciones. “Pareciera que fue creado en master plan, porque todo casa”, dijo.

En el mundo compite con hoteles que tienen características similares. “Hay 15 o 20 lugares que están posicionados a nivel mundial y Santo Domingo es parte de esos productos selectos que tienen mucha historia”, aseveró.

Comodidad

Los huéspedes se transportan de época y disfrutan de habitaciones cómodas y decoradas con obras de arte. “Tenemos 138 y la ocupación es del 70 por ciento acumulado en el año”, dijo.

Refirió que la integración entre lo antiguo y lo contemporáneo y la comodidad llama la atención del visitante. “Tuvimos la ventaja de desarrollar el proyecto con estándares que fueron girando alrededor de todas las ruinas, haciendo habitaciones y salones muy cómodos. Eso nos da una ventaja contra otros hoteles del mundo”, dijo.

La oferta

Entre los servicios que ofrecen está el spa, piscina, jacuzzis, saunas húmedos y secos, áreas para tratamientos.Además de los espacios para bodas de destinos, reuniones, seminarios y congresos.

En sus instalaciones existe una colección de arte de más de 1,500 piezas que se pueden apreciar en los seis museos permanentes y dos salas de arte con exposiciones temporales.

El proyecto se ha expandido, ya que a 500 metros del ingreso a la ciudad colonial está Santo Domingo del Cerro, un centro cultural con restaurante, museos permanentes de personajes guatemaltecos y salas de arte con exposiciones temporales.

Sabor

Nos gusta que nos vean como un restaurante que está dentro de un hotel, indicó. La cocina del hotel es Nouvelle cuisine, mientras que la que se sirve en el Cerro es más sencilla, pero comida bien hecha.