» Una reserva para la fauna

En un recorrido por vehículo o un paseo por lancha, los turistas interactúan con el hábitat de animales africanos y asiáticos.

Por: Evelin Vásquez

El Club Auto Safari Chapín es una entidad sin fines de lucro, que conserva más de 90 especies de animales y 70 clases de plantas. Su fin es crear un ambiente natural en donde los visitantes pueden vivir una aventura safari.

La idea de crear una reserva para la fauna fue de Roberto Berger Lehnhoff y Ricardo Mata en 1975. Los primeros animales en llegar al parque fueron 15 venados de cola blanca, después llegó la primera pareja de hipopótamos y así más especies nacionales y extranjeras se unieron.

Las jaulas cambiaron por espacios abiertos. En un recorrido por vehículo o un paseo por lancha los turistas interactúan con el hábitat de animales africanos y asiáticos. En un solo lugar existe la convivencia entre leones, jirafas, avestruces, monos vervet, ñandús, antílopes Nilgai y venados chitales.

Conservación

Otro de los logros de Auto Safari Chapín es la conservación de la fauna guatemalteca en peligro de extinción, como el venado de cola blanca, venado huitzizil, coche de monte, jabalí, jaguares, monos araña, monos capuchinos, guacamayas rojo y azul, loros y pericas.

Además el parque apoya la colección de especies de otros continentes, para colaborar mundialmente con su reproducción. Esto ha permitido que constantemente ocurran nacimientos y lleguen nuevos animales, por lo que cada visita es una nueva experiencia.

Por último, su programa educativo busca extender la importancia de la preservación de la fauna y flora. Auto Safari Chapín ofrece una experiencia de libertad.