[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Libros

“El Señor Presidente”


Viaje al centro de los libros.

foto-articulo-Libros

La novela más importante de la literatura guatemalteca de los últimos doscientos años es ‘El Señor Presidente’ de Miguel Ángel Asturias, y la edición conmemorativa de la Real Academia Española, una verdadera joya que debería de estar en cada hogar. Incluye trabajos extraordinarios sobre nuestro autor, uno muy emotivo de Arturo Uslar Pietri abre la edición, y están las tres notas de Mario Vargas Llosa sobre la novela que debió determinarlo, que seguramente habrá leído más de una vez y hasta influyó en su novela sobre Trujillo. Y tan seducido quedó, consciente o no, que resultó escribiendo una novela sobre gobiernos posteriores de Guatemala, más allá del tirano, sobre el final de Árbenz y de Castillo Armas, sobre lo que apunta interesantes observaciones en su ensayo Gerald Martin, que es un tributo personal sincero y poderoso.   Vargas Llosa siguió los pasos de José María Arguedas, vino a este país y escribió sobre el paisaje humano fecundo, más allá de su dialéctica peruana de sierra y costa. La edición conmemorativa contiene, además, un rico ensayo de Sergio Ramírez sobre ‘El tirano que adoraba a la diosa Minerva’, que es muy placentero.

La gran novela está dignamente impresa, lista para la relectura de unos y el descubrimiento de otros, que gozaremos desde el repique de campanas en el primer párrafo hasta los dobles, el “chiplongón” al finalizar.  Fue escrita entre diciembre del 22 en Guatemala a diciembre del 32 en París. La novela es fruto del París de los años veinte, desde la urbe más viva del planeta en aquellos años de posguerra. Miguel Angel cayó embrujado por la belleza y el portento, y asistió a las tertulias de la época, vivió la bohemia con escritores y artistas como Unamuno, Vallejo, Bretón, Joyce, Picasso, Dalí, Gómez de la Serna y la Generación Perdida. Su mayor descubrimiento fue la experiencia del surrealismo, una corriente innovadora que para él sería un territorio normal, de sueños y magia.  Asturias se dedicó a reinventar su patria. Así surgieron ‘El Señor Presidente’ y ‘Hombres de Maíz’, que volvieron en manuscritos o tecleadas a máquina a la patria porque sus padres le cortaron el hilo al barrilete, pero fue suficiente para crear una obra monumental.  Mucho le habrá pesado al autor volver y adaptarse a las ocupaciones menores, haciendo periodismo de aldea, enseñando literatura, chupando en las cantinas, usando la túnica de cucurucho para Semana Santa, mordiéndose los labios con remordimiento, sintiéndose expulsado del Paraíso.   Aquí no fue aclamado ni querido, se le excluyó de los círculos intelectuales donde otros declamaban poemas de Darío y Juan de

 Dios Pesa en veladas de corbata y seda. Pero en su clausura existencial continuó la proeza solitaria y llevó a cuestas el matate con su obra ya concluida por 14 años, hasta que optó por la publicación por cuenta propia de ‘El Señor Presidente’, hace 89 años. Una copia de aquella edición príncipe, de Costa Amic, ocupa un lugar privilegiado en mi biblioteca, junto a otras múltiples ediciones, y de la reciente, dispuesta para la relectura anual acostumbrada.

En una sección final de la publicación aparecen los ensayos de tres connotados intelectuales nacionales, Mario Roberto Morales, Lucrecia Méndez de Penedo y Anabella Acevedo, que completan la conmemoración con lúcidos análisis.

Miguel Ángel Asturias nos inventó como país, y su novela es un espejo que continúa tan fresca y admirable como nuestra identidad, difícil y complicada, oscura y profunda, tal y como son las tinieblas y el firmamento.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
AMSA informa que el incendio en el vertedero ha sido controlado

La entidad presentará denuncia ante el MP ya que hay indicios de que el siniestro fue provocado.

noticia José Manuel Patzán/elPeriódico
Robo de vehículos se concentra en la ciudad

Delincuentes utilizan a menores de edad para operar.

noticia AFP
Nadal y Djokovic buscan superar a Federer

Tras un año 2020 “para olvidar” en palabras de Rafael Nadal, 2021 prevé un regreso a un calendario menos atípico, que comenzará el 6 de enero y que podría suponer cambios en la carrera por el mejor tenista de todos los tiempos, con el español y el serbio Novak Djokovic en condiciones de superar al suizo Roger Federer.

 



Más en esta sección

La del back stage

otras-noticias

El “Dream Team” en tiempos de abundancia

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

Publicidad