[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Libros

En torno a Cesare Pavese


Viaje al centro de los libros.

foto-articulo-Libros

Cesare Pavese (1908-1950) se suicidó en Turín en una habitación de hotel, una de esas que frecuentaba seguido y sin esperanza, meses después de haber sido distinguido con el Premio Strega por su novela ‘El Bello Verano’, escrita una década antes. Se cuenta que bebió una sobredosis de pastillas para dormir, porque no quería regresar del sueño. Un acto tenebroso que ya de por sí explica el infierno que para el autor significó la vida cada mañana. Vivía solo, aparentemente misógino según se entrevé en las páginas de sus novelas, y fue víctima del totalitarismo nacionalista del Duce en los años de la Segunda Guerra Mundial. Padeció prisión. Sufrió. El profundo malestar de su experiencia se respira en cada página que nos legó, sobre el trágico sentido de la vida, el tedio, la insatisfacción, la búsqueda de la identidad. Por eso no resulta saludable leer de corrido su obra, porque deja un sabor pegajoso en el paladar, y podría arrebatarnos la alegría. Pero poco a poco es revelador.

Fue poeta, editor y traductor del inglés, traductor, poeta autor del título ‘Trabajar Cansa’, y de un diario: ‘El oficio de vivir. El oficio de poeta’. En el cual quedó registrada una semana antes de su partida, de su puño y letra, una última línea: “Basta de palabras. Un gesto. No escribiré más”.

Pavese escribió novelas relativamente breves, porque se leen despacio logrando con el paladeo lo que otras encuentran en la longitud. Sobresale ‘La luna y las fogatas’, que fue publicada póstumamente, donde aborda el tema de echar raíces, de la corrupción de la carne, de no ser más que un cambio de estación, que un pueblo es como un mundo entero y que para resistir no hay que salir: “Un pueblo se necesita aunque solo sea por el gusto de abandonarlo”.

Cesare Pavese es un autor con carácter, estilo y profundidad. En sus novelas no importa tanto la anécdota como su visión de las cosas, la sensibilidad que irradia, los pensamientos expresados, y en cierta forma da continuidad al desasosiego de Fernando Pessoa.

Otras obras son ‘El diablo en las colinas’, ‘De tu tierra’, ‘El camarada’, ‘Entre mujeres solas’, ‘Ciau Masino’, ‘Diálogos con Leucó’, y muchos cuentos. Los suyos son libros que se subrayan, que se llenan de anotaciones a las que se retorna, para palpar el vacío conteniendo la respiración.

En su narrativa aparecen personajes urbanos afligidos, buscando estabilidad en medio de una sociedad cambiante, absurda y cruel. Su pensamiento se apodera del lector, recurriendo a la ficción para compartir su visión pesimista de la vida, aunque en cierto momento reflexiona que: “La única alegría en el mundo es comenzar”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción / elPeriódico
Oficial judicial señalada de filtrar información queda en libertad

Tatiana Guzmán fue detenida por obtener información y grabar sin autorización dentro del despacho de la jueza Ericka Aifán. 

noticia Helmer Velásquez
Emanan corrupción y oportunismo

¡Indeseables, vergonzosamente indeseables!

noticia Isela Espinoza
Confinamiento modifica hábitos de consumo en los restaurantes

El distanciamiento social y el confinamiento han dado auge a hábitos de consumo en los comensales quienes muestran su preocupación por la higiene y su presupuesto.



Más en esta sección

Hodge no venderá la histórica camiseta de Maradona

otras-noticias

Manchester United-París SG, un duelo especial

otras-noticias

Lewis Hamilton da positivo al Coronavirus

otras-noticias

Publicidad