[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Libros

Ray Bradbury: cien años


El autor de ‘Crónicas marcianas’ está de aniversario.

foto-articulo-Libros

¿Qué son cien años para un escritor que buscó la eternidad? Quizá solo un peldaño más en un camino atemporal. Para el resto, un aniversario que permite voltear la mirada hacia su legado. Es el caso de Ray Bradbury, quien hoy arriba a ese primer siglo que escapa a la existencia física. Bradbury, el escritor, el concepto, sigue aquí.

Siempre buscó la eternidad, ese horizonte más allá de la vida humana y de la Tierra misma. Nacido en Illinois en 1920, encontró pronto la vocación que lo haría universal. Desde niño se aficionó a la obra de Wells y Verne. De esos años también surgió la decisión de ser escritor como camino a la inmortalidad. Según él mismo relataba, la historia tenía que ver con un funeral y un mago. A los 12 años, tras la muerte de un tío, dio con el ‘señor eléctrico’, quien hacía trucos con electricidad. Asistió a una función y el personaje lo escogió para el acto final: le apuntó con una espada, le “pasó corriente” y le dijo que viviera para siempre. Aquellas palabras resonaron en su cabeza. “Me dio un futuro”, solía decir el escritor para contar que a partir de ese momento había comenzado a escribir a tiempo completo.

Aunque no pudo asistir a la universidad, los doctorados ‘honoris causa’ no le faltaron. Comenzó a generar trabajos literarios a principios de la década de 1940 y los publicó en revistas de género (en esa época en la que la ficción, la fantasía y el horror se movían por medio de revistas, en entregas y con relatos breves). Su primer libro compilatorio, ‘Carnaval negro’, a pareció en 1947.

Sus dos grandes obras llegaron poco después. En 1950 apareció ‘Crónicas marcianas’, una serie de relatos sobre la colonización de Marte. En ellos, la condición humana queda al descubierto más allá de los límites de su planeta natal. En el vecino rojo, los colonizadores muestran el bien y el mal que llevan dentro. Más adelante en esa década, Bradbury publicó ‘Fahrenheit 451’. Era 1953 y el escritor seguía la línea de distopías que tanto le habían influenciado a partir de la lectura de Wells. En su versión propia del futuro y la represión, los libros son los grandes objetivos de un sistema que los ve como peldaños para salir de la caverna platónica.

Bradbury no se consideraba un autor de ciencia ficción. Prefería hablar de literatura fantástica. Tampoco se veía a sí mismo como un oráculo. “No he tratado de hacer predicciones acerca del futuro, sino avisos”, comentaba. Lo cierto es que el mundo que divisó más allá del horizonte está plagado de esos conflictos morales que son universales y atemporales por igual.

A lo largo de su vida, el escritor produjo decenas de colecciones de relatos, así como una decena de novelas. Pero no se quedó únicamente en la narrativa. También abordó la poesía y el ensayo, así como el teatro y el guion. Algunas de sus obras encontraron vida más allá del libro y aterrizaron en la televisión y el cine. De ellas, ‘Fahrenheit’ ha tendido dos: una en 1966, de Truffaut y otra en 2018 con Michael B. Jordan en el protagónico.

Más allá del escritor (a quien la muerte le llegó en 2012), Bradbury y su obra han asentado la idea de la condición cósmica de la humanidad. A lo largo de sus historias, la necesidad de exploración, la aceptación de lo desconocido y el cuestionamiento moral ante la realidad son algunas de las claves para entenderlo. Al final de la jornada, el niño al que un payaso le habló de la inmortalidad consiguió el objetivo. Sus obras, su influencia y un asteroide que lleva su nombre lo atestiguan.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Tulio Juárez
Alemana es operada de emergencia tras asaltos y ataques con arma blanca a tres turistas en La Antigua Guatemala

Localizan y capturan a cinco presuntos responsables gracias al rastreo del sistema satelital en uno de los celulares robados a las tres víctimas.

noticia Gonzalo Marroquín Godoy
Enfoque: Lo bueno… ¿está por venir pronto?

Termina un año complicado en todos los órdenes. El 2018 será un año de intensidad política y las interrogantes abundan.

noticia AFP
Atlético de Madrid rescata un punto en Moscú

El Atlético de Madrid saldó con un empate (1-1) su visita a Moscú para medirse con el Lokomotiv ruso en partido correspondiente a la tercera jornada del Grupo A de la Liga de Campeones.

 



Más en esta sección

Movimiento Universitario convoca a una marcha para hoy en la Plaza

otras-noticias

El derecho a exigir cambios radicales

otras-noticias

Giammattei gana tiempo

otras-noticias

Publicidad