[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Insólito

Síndrome de la Habana: la misteriosa enfermedad que afecta a diplomáticos estadounidenses


Estados Unidos investiga nuevos casos de este incidente pero ahora en Viena, Austria.

foto-articulo-Insólito

¿Un arma sónica secreta atacó al personal de la Embajada de Estados Unidos en Cuba? Aunque ahora casi se descarta, en su momento fue una de las teorías que consideró el gobierno norteamericano ante los extraños síntomas que su personal en la Isla presentó en 2016. Se le conoce como Síndrome de La Habana y ha vuelto a encender las alarmas, pero a miles de kilómetros del Caribe.  

El mes pasado el gobierno estadounidense informó que se encuentra investigando una serie de incidentes de salud en Viena, Austria, en los que se han visto afectados diplomáticos y personal administrativo estadounidense por un extraño sonido intenso que les causa vértigo en la mayoría de los casos.

Esta no es la primera vez que sucede dicha situación, ya que entre 2016 y 2017 otro grupo de diplomáticos estadounidenses y canadienses en La Habana, Cuba, se quejaron de síntomas que van desde mareos, pérdida del equilibrio, pérdida de audición y ansiedad hasta algo que describieron como “niebla cognitiva“.

De acuerdo con un medio internacional,  en esa oportunidad el país norteamericano acusó a Cuba de realizar “ataques sónicos” en contra de su personal, lo que ocasionó más tensión entre ambos países y el cierre de la sección consular estadounidense.

El medio estadounidense The Wall Street Journal, destacó en una publicación que las personas afectadas en esa ocasión presentaron síntomas como mareos, dolor de cabeza, fatiga, náuseas, ansiedad, dificultades cognitivas y pérdida de memoria de diversa gravedad. 

Esto provocó que en algunos de los casos, diplomáticos y oficiales de inteligencia, dejaran el servicio activo debido a complicaciones de la condición. En su momento, el gobierno de Cuba negó que estuvieran haciendo algo para perjudicar a las personas.

Asimismo, aseguraron que después de ese incidente se han reportado casos de la condición en otras partes del mundo, como China o Rusia, pero los funcionarios estadounidenses dicen que las cifras en Viena son mayores que en cualquier otra ciudad aparte de La Habana.

Las investigaciones 

Después de lo ocurrido, un grupo de científicos estadounidenses encontraron “anomalías cerebrales” en los trabajadores que se habían enfermado, por lo que fueron diagnosticados con lesiones cerebrales traumáticas.

Asimismo, los investigadores creían que el síndrome era el resultado de un ataque con un arma sónica o acústica. No obstante, un análisis realizado por un panel científico de Estados Unidos teorizó que posiblemente se trataba de la exposición a un tipo de energía dirigida. 

Los encargados de la investigación, entre ellos el Departamento de Estado y las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina, identificaron la “energía de radiofrecuencia (RF) pulsada dirigida” como la causa más probable de los síntomas. 

Una evaluación médica diferente en 2018 concluyó de manera similar que la exposición a las microondas, un tipo de energía de radiofrecuencia, era el culpable más probable del síndrome. La energía dirigida ha sido probada por numerosos países como arma, pero también tiene otras aplicaciones potenciales. 

Una publicación del medio The New Yorker informó que una teoría de trabajo de los investigadores es que una agencia de inteligencia extranjera, posiblemente el servicio de inteligencia militar GRU de Rusia, apuntaba dispositivos de microondas a funcionarios estadounidenses con el objetivo de recopilar datos de sus computadoras y teléfonos celulares.

En mayo del presente año, funcionarios de defensa mencionaron que el Pentágono estaba redactando un memorando para toda la fuerza laboral militar y civil de EE.UU. con el fin de que informen sobre los llamados síntomas de salud anómalos, en el caso de que alguien los padezca.

Por ahora, el gobierno de Estados Unidos dice que no sabe con seguridad lo que ha causado los misteriosos síntomas, pero durante sus audiencias de confirmación, el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), William Burns, prometió investigarlos. 

Además, existen reportes de que las investigaciones se han expandido para incluir a los departamentos de Defensa, Estado y la CIA.

Viena ha sido durante mucho tiempo un centro de actividad diplomática internacional y ha tenido la reputación de ser un punto de acceso para el espionaje, particularmente durante la Guerra Fría, por lo que países como Estados Unidos tienen una gran presencia diplomática en el lugar.

Te puede interesar:

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
Los cuerpos de los 16 migrantes guatemaltecos asesinados en Camargo fueron repatriados

Gobierno asegura que buscará reparación digna para víctimas de masacre en Camargo

noticia
Pronunciamiento
noticia
Pide vía a la izquierda y gira a la derecha


Más en esta sección

Escasez de “chips” costará US$200 millardos

otras-noticias

Magistradas se oponen a que Valdés conozca amparo de Juan Francisco Sandoval

otras-noticias

Pimentel negocia proyectos energéticos con México

otras-noticias

Publicidad