[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Insólito

Un misil nazi tomó la primera fotografía de la Tierra


El planeta fue captado por una vieja cámara Devry protegida por un armazón de aluminio y se tomó hace 74 años.

foto-articulo-Insólito

Actualmente, la imagen del planeta Tierra es conocida por todo el mundo. Conocemos sus colores y hasta la forma detallada de cada continente gracias a las capturas que han tomado los satélites desde el espacio. Esto no fue posible sino hasta 1946, cuando un cohete nazi retrató con una fotografía la primera imagen planetaria.

El Tercer Reich, nombre que se utiliza como sinónimo para la Alemania nazi, destinó una gran cantidad de recursos para la ciencia, muchas veces con intenciones negativas, como tecnología para desarrollar artillería y cohetes, lo que sirvió para conocer más de la atmósfera terrestre y las condiciones del espacio tras su caída.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, muchos de los científicos nazis se rindieron y viajaron a Estados Unidos, donde utilizaron sus avances tecnológicos con el fin de materializar la llegada del hombre a la luna.

Entre los científicos que viajaron en secreto al país norteamerican, bajo una operación llamada Paperclip, se encontraba Wernher von Braun, creador de los cohetes V-2 y quien años después se convirtió en el arquitecto de los cohetes del Programa Saturno V Apolo. 

El científico alemán Wernher von Braun

Según una publicación de la revista Muy Interesante, uno de los misiles V-2 que era utilizado por los nazis como herramienta de batalla ocasionando miles de muertes en los países enemigos, fue confiscado por los EE.UU. al finalizar la guerra para realizar algunas pruebas.

Mientras ingenieros del ejército estaban probando la eficiencia de los motores de los V-2 para usarlos en la carrera espacial y en armas de largo alcance, invitaron a científicos para incluir instrumentos dentro de la ojiva para estudiar las temperaturas, presiones, campos magnéticos y otras características físicas de la atmósfera superior sin explorar.

Fue allí cuando aprovecharon para instalar una vieja cámara Devry, la película de la misma fue protegida por un armazón de acero para tratar de conservarla en buen estado. El misil V-2 fue enviado al espacio el 24 de octubre de 1946, desde una base militar que se encontraba ubicada en White Sands, Nuevo México.

Cohete V-2 de los alemanes.

Día del lanzamiento

Luego del lanzamiento del misil nazi al espacio, la cámara que tenía incorporada tomó la fotografía a 65 kilómetros de altura, sobre el nivel del mar, una altura récord para ese entonces, ya que hasta esa fecha solo se contaba con una captura tomada a bordo del globo aerostático Explorer II en 1935, la cual solo estaba a 22 kilómetros sobre el suelo, según detalló la revista digital ABC.

Luego de alcanzar su altura máxima, el artefacto se impactó contra el suelo y quedó destruido, al igual que la cámara que captó la fotografía. No obstante, gracias a la armazón de acero que instalaron los científicos en la película, esta se conservó y consiguieron revelar las imágenes.

Las imágenes capturaron en primer plano una porción de la Tierra y su atmósfera cubierta de nubes, sobre un fondo completamente negro que daba cuenta del cosmos, pese a la baja definición de la cámara y el efecto granulado. En la fotografía también aparecen algunos pequeños meteoros apenas visibles en su contacto con la atmósfera.

En una entrevista realizada por la revista del Museo Smithsonian Air & Space, Fred Rulli, un soldado raso de 19 años de edad que fue asignado al equipo destinado a recuperar la película tras la vuelta del cohete, recordó que “los científicos se quedaron sorprendidos y saltaban como niños cuando vieron que la carcasa estaba intacta. La primera vez que proyectaron las fotos en la pantalla, los científicos solo se volvieron locos”.

Los retratos obtenidos por el V-2 fueron eclipsados años después por imágenes sofisticadas como Earthrise o Blue Marble capturadas por las tripulaciones del Programa Apolo, o Pale Blue Dot, tomadas por la sonda Voyager 1 cuando estaba a 3 mil 700 millones de millas de distancia del planeta.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Estuardo Artiga
JCN Motors de Guatemala lanza tres nuevos modelos
noticia In On Capital
Yellen advierte sobre los peligros de las criptomonedas

Es un activo altamente especulativo, dijo la Secretaria del Tesoro.

noticia Jose Rubén Zamora
360 A vuelo de pájaro


Más en esta sección

Capturan a guatemalteco con fines de extradición

otras-noticias

Kevin Cordón avanza a la final

otras-noticias

Milan toma el liderato en Italia

otras-noticias

Publicidad