[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Insólito

Un bisabuelo, obligado a convertirse en profesor en Alemania


Antiguo electricista y encantado de ayudar, el octogenario reconoce que no siempre es fácil enseñar y que a veces tiene que entender primero las lecciones antes de poder ayudar a sus bisnietas.

foto-articulo-Insólito

A sus 81 años, hace mucho tiempo que el berlinés Gerd Kumbier no frecuenta las aulas. Pero la pandemia le ha obligado a abrir de nuevo los manuales escolares, por una buena causa.

Cuando cerraron los colegios alemanes, este jubilado ayuda a sus bisnietas con los deberes escolares.

En un apartamento del barrio de Hellersdorf, en el este de la capital alemana, Gerd Kumbier se inclina sobre el cuaderno de Leyla, 9 años, que hace sus deberes de escritura.

Sentada a la mesa de comer, su hermana, Melina, de 7 años, también está inmersa en su aprendizaje.

A esta hora, las dos pequeñas deberían estar en clase pero las autoridades alemanas ha decidido cerrar los colegios hasta finales de enero debido al fuerte aumento de casos de coronavirus.

Los padres tienen que dar muestras de creatividad.

Antiguo electricista y encantado de ayudar, el octogenario reconoce que no siempre es fácil enseñar y que a veces tiene que entender primero las lecciones antes de poder ayudar a sus bisnietas.

«Hay problemas de matemáticas que me han causado sudores resolverlos. Y una vez que los he entendido, puede ser difíciles explicarlos, pero lo logramos», dice a la AFP.

La madre de las niñas realiza una pasantía de asistenta social. El padre tampoco puede ocuparse de enseñar a sus hijas debido a su trabajo, instalador de andamios.

«Es muy malo como profesor», dice divertida Leyla, que cree que su bisabuelo debería ser «mucho más severo».

Para la asociación de ayuda a la infancia «Die Arche» («El arca»), algunos niños de la misma edad en el barrio no tienen la misma suerte que estas dos niñas.

La asociación proporciona ayuda para hacer los deberes para niños de familias socialmente desfavorecidas pero la pandemia y las medidas restrictivas les han obligado a hacerlo a distancia.

Los alumnos envían ahora sus deberes mediante Whatsapp o correo electrónico.

«Tenemos muchas familias monoparentales que tienen tres o cuatro niños en clases diferentes de primaria; tienen que hacerlo todo y a menudo no pueden, es demasiado», explica el fundador de la asociación Bernd Siggelkow.

Los menores también tienen dificultades para pedir ayuda adicional a los profesores que ya tienen que gestionar a una veintena de alumnos a distancia.

«Al final, los perdedores son los que no tienen ayuda en casa», agrega.

Los expertos temen que el cierre de escuelas, que ya se produjo también la pasada primavera, penalice particularmente a los hijos de familias con nivel de estudios bajos o pobres.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Este perro de servicio acude a una juguetería como recompensa por su labor

Óscar es un perro de servicio ejemplar y junto a su compañera, Atlas, recibieron un regalo especial.

noticia AFP
Un artista serbio convierte las armas en instrumentos

«Las armas están a nuestro alrededor. Estamos tan rodeados de destrucción que ya no nos damos cuenta», dijo el artista,

noticia Europa Press
¿Menú de McDonald’s o tarta?

Empleó varias horas de horneado y tallado de las piezas hasta lograr el increíble resultado.



Más en esta sección

UCEE ha adjudicado Q274.4 millones para remozar escuelas e institutos

otras-noticias

Delincuentes uniformados

otras-noticias

Energía volcánica para el minado de bitcóin

otras-noticias

Publicidad