[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Insólito

Cebra de peluche extraviada se hace viral


La rocambolesca búsqueda de un peluche arrasa en Twitter. Drama y emoción en la desaparición de una pequeña cebra de trapo, necesaria para que la hija de un usuario de la red social se duerma.

foto-articulo-Insólito

Los peluches pueden ser auténticos compañeros de vida. No son pocas las personas que en su niñez tenían uno con el que compartían toda clase de aventuras. Desde tardes de juegos hasta viajes familiares. Era el elegido, el que siempre tenía que estar allí. Aquel que no podía faltar. Indispensables, en algunos casos, incluso para dormir.

Para la hija de Iván Repila, este peluche es una cebra. Un pequeño muñeco al que su padre llama The Cebrit. No es el más bonito de todos, pero ese peluche es parte del día a día de la niña y su particular Morfeo: sin ella no puede dormir. Según comenta en redes sociales, si The Cebrit no está a la hora de ir a la cama, “en esta casa se llora y se grita hasta que aparece”.

https://twitter.com/IvanRepila/status/1346207609154658307

Sin embargo, un día desapareció. En un principio, los padres de la pequeña no le dieron importancia, pero a medida que se acercaba la hora de dormir aumentaba la tensión. Entre rato y rato, Repila y su mujer buscaban a la cebra sin ningún resultado. El peluche no estaba. Entonces, cayeron. Su suegra había hecho una limpieza general por la mañana. Un sudor frío corrió por la espalda de los progenitores de la niña.

Tal era la situación que la abuela de la joven bajó hasta el establecimiento donde había ido a donar unos libros para preguntar si se había dejado el peluche de una cebra. En la casa, la búsqueda llegó a niveles insospechados. Se abrieron cajones, se levantaron colchones y se voltearon cuadros y fotografías. La lavadora, la bañera o la basura fueron revisados. Pero, The Cebrit no aparecía.

El sol se puso y llegó el momento más temido: la hora de dormir. No quedaba otra que asumir que la cebra no estaba. La madre intentó explicarle que el peluche “se había ido de vacaciones y que ahora tendría que empezar a dormir sola”. El drama se masticaba.

No obstante, como por arte de magia, los acontecimientos dieron un giro de 360 grados. Cuando los padres sacaron el pijama con el que la niña dormiría, allí estaba. The Cebrit había vuelto. El peluche estaba atascado en una de las mangas del traje. Una pieza de ropa que habían sostenido “unas trescientas veces durante la búsqueda”. Como reza la segunda norma del muñeco, “siempre está más cerca de lo que uno piensa”.

Repila cuenta que su hija durmió plácidamente sin enterarse “prácticamente de nada”. Él se puso un vino. Demasiadas emociones las vividas. Una historia que quiso compartir por Twitter. Es más, este hilo se ha convertido en el primer relato viral de este 2021. The Cebrit es tendencia en redes sociales y miles de usuarios han aprovechado para compartir cuál era su peluche favorito o el de sus hijos.

Alguno ha querido dar una palmadita en la espalda al padre. No es de extrañar. Pero, como recalca, The Cebrit siempre está más cerca de lo que uno piensa. Insiste en que recordemos este principio para 2021. Indispensable, añadiría.

https://twitter.com/IvanRepila/status/1346374385066680321

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Grupo de senadores republicanos se niega a certificar la victoria de Biden en EEUU
noticia Geldi Muñoz Palala/elPeriódico
“Accidentes de tránsito, principal causa de muerte ”, Christian Nölck, presidente de AGIS
noticia Sputnik
Costa Rica evalúan exigir a turistas pruebas negativas de covid-19

El país centroamericano ya suma 181.093 casos confirmados de covid-19 con 2.367 muertes desde la irrupción de la pandemia, en marzo de 2020.



Más en esta sección

5 minutos

otras-noticias

Procesan por femicidio a esposo de Luz María López

otras-noticias

Vuelve el apetito por los mercados emergentes

otras-noticias

Publicidad