[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Insólito

Un vestido de fiesta a cambio de pañales en un Líbano en bancarrota


foto-articulo-Insólito

Un vestido de fiesta a cambio de leche o pañales y ropa para niños a cambio de aceite o medicamentos son algunas de las propuestas de trueque que aparecen en la web del Líbano, un país en bancarrota donde las familias tienen cada vez menos recursos para subsistir.

Con despidos masivos y recortes salariales a decenas de miles de libaneses, el colapso económico se ha acelerado en los últimos meses. Va acompañado de una depreciación histórica de la divisa, de una subida de precios y de restricciones bancarias a la retirada de dólares o a las transferencias al extranjero.

Ante este nuevo empobrecimiento, la clase media acostumbrada al ocio y al consumo tiene que apretarse el cinturón. En las redes sociales han surgido grupos de trueque.

Dos semanas después de su creación, “Líbano trueca” cuenta con más de 12.000 usuarios en Facebook.

Un usuario intercambia una silla de coche para bebé por “comida o ropa para un niño de un año”. Alimentos por productos de limpieza y zapatillas deportivas de fútbol por ropa para un niño de siete años.

Zeinab ofrece un vestido de fiesta a cambio de leche y de dos paquetes de pañales para su bebé de 11 meses.

“Propongo algo que ya no uso a cambio de algo que necesito  de verdad”, explica esta madre de 25 años.

“Nunca he pedido nada a nadie”, lamenta esta maquilladora profesional.

Hace tan solo unos meses su familia disfrutaba de una situación “buena”. Pero la empresa de su marido cerró y Zeinab perdió a sus clientas por las restricciones impuestas por el nuevo coronavirus.

“Vivimos de nuestros pocos ahorros. No sabemos qué vamos a hacer cuando se agoten”, afirma preocupada.

Con precios duplicados en pocos meses, la leche infantil, que normalmente se vendía por 28.000 libras libanesas, ahora cuesta 48.000 LL. Y el paquete de pañales ha pasado de 10.000 a 23.000 LL, asegura.

– “Nadie puede comprar” –

La moneda nacional alcanza en el mercado paralelo 8.000 libras por un dólar, aunque oficialmente la libra sigue indexada al billete verde con una tasa de cambio en 1.507 libras por un dólar.

La crisis económica fue uno de los principales catalizadores del levantamiento popular de octubre de 2019, contra unos políticos acusados de corrupción e incompetencia.

En un país donde casi todo se importa, la inflación para los productos alimentarios superó el 72% entre octubre de 2019 y finales de mayo, según la Asociación de Protección del Consumidor.

Nurhan obtuvo una sesión de fisioterapia para el hijo paralítico de una amiga, ofreciendo bandejas y cajas decorativas.

“Al principio quería venderlos”, explica Nurhan a la AFP a través de Facebook. “Le sugerí el trueque, porque nadie puede comprar”.

Después de su anuncio, varios médicos ofrecieron sus servicios de forma gratuita. Otros usuarios han enviado donativos.

– “Es una locura” –

En internet surge una red de solidaridad en un país donde el 45% de la población vive por debajo del umbral de pobreza.

Se piden donativos en “LibanTROC”, otro grupo de Facebook con más de 50.000 miembros. Su fundadora, Hala Dahruj, cita como ejemplo a los libaneses despedidos que piden ayuda para pagar el alquiler.

Cherin Kabani ve a diario la precariedad. En su tienda “Ropa de fiesta” dona ropa usada de forma gratuita y distribuye ayuda alimentaria.

“Es una locura la cantidad de gente que viene a guardar cola solo por pan”. Lo más duro, dice Kabani, es ver necesitados a aquellos que solían donar. “Aquellos que donaban ropa ahora vienen a cambiarla por provisiones”.

Algunas madres llegan con sus hijos envueltos en pañales, bolsas de plástico o trozos de tela. Otras les dan agua azucarada en vez de leche.

Un día una mujer vino y se quitó la abaya, una túnica larga hasta los pies que se usa sobre la ropa en algunos países árabes. “Me dijo: ‘Tómela y deme un paquete de pañales'”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Ray Fisher fuera del universo de películas de DC

A pesar de los rumores de que el Cyborg de Ray Fisher regresará en The Flash, un nuevo informe indica que el héroe de DC no aparecerá en el proyect

noticia Agencias
Trump le dice a sus partidarios que irrumpieron en el Congreso: “Los amamos”

El mandatario les pidió a sus simpatizantes que vayan a casa, pero insiste en que las elecciones fueron fraudulentas.

noticia AFP
Berlín devuelve todas las obras de arte del coleccionista Gurlitt robadas por los nazis

La obra le había sido robada por los nazis en 1939 y comprada al año siguiente por Hildebrand Gurlitt, el padre de Cornelius, cercano al régimen de Hitler.



Más en esta sección

Condenan a 145 miembros del Barrio 18 en el juicio más grande del sistema de justicia nacional

otras-noticias

Jueza Ericka Aifán continuará conociendo proceso contra Armando Escribá

otras-noticias

El Reino Unido impone tests y cuarentenas a todos los países del mundo

otras-noticias

Publicidad