[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Insólito

Fue al hospital por tener tos y regresó a su casa sin ambas piernas y un brazo


La vida de Jayne Carpenter cambió para siempre luego de ir al hospital por una tos, y terminó sufriendo una sepsis.

foto-articulo-Insólito

Sus síntomas comenzaron con dolores en la espalda y falta de aire al hacer simples movimientos. «Estaba caminando con mi esposo, Rob, y Harriet, nuestra perra, y empecé a sentir un dolor cuando respiraba, así que creí que era una infección, pero cuando me levanté al día siguiente, estaba tosiendo y tenía un tipo de flema muy oscura y no podía respirar, lo que era raro para mí, porque siempre he sido muy activa», dijo en una entrevista.

Carpenter reconoció que necesitaba medicina y especialistas, por lo que se dirigió a la clínica cercana, donde le recomendaron ir a una sala de emergencias. 

Al llegar al hospital los doctores pensaron que era neumonía, pero su condición empeoró y  cayó en coma debido al shock séptico, que hizo que sus órganos fallaran. 

Cuando despertó, Carpenter se percató que le habían amputado las dos piernas, el brazo izquierdo justo debajo del codo y cuatro dedos de la mano derecha. Los médicos lograron rescatar el pulgar, pero ya estaba siendo invadido por tejido necrótico.

La mujer asegura que el proceso a sido demasiado duro, considerado un período de luto, donde ha tenido que aceptar que nunca más volverá a tener la vida que tenía; ha intentado quitarse la vida tres veces. 

«No puedo ponerme mi joyería, dependo de mi esposo para ponerme zapatos, eso me quita feminidad. Trato de hacer lo que más puedo, pero le pido a Robert que haga mucho, y él ha sido mi verdadera roca», expresa Carpenter.

Sin embargo, no siempre lo vio de esa manera, ya que cuando estaba recién operada, le dijo a su esposo que no se creía lo suficiente para él y que «le podía dejarme si quería».

Pero Rob no hizo caso a lo que su esposa le decía. «Me casé contigo no por tus piernas o por tus brazos, sino porque te amo», confesó. 

Por el momento Jayne está tratando de reunir 6 millones de pesos mexicanos a través de la página GoFundMe para unas prótesis de última tecnología.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción suplementos
Walmart entregó reconocimientos en 12 categorías
noticia Miguel Ángel Albizures
Las tierras de los ancestros deben respetarse
noticia Redacción/elPeriódico
Vecinos buscan mejorar condiciones de comisaría de la PNC


Más en esta sección

Honduras detiene a dos empleados del transporte que trasladaban 44 migrantes

otras-noticias

Sobrevivientes de la masacre salvadoreña de El Mozote critican la elaboración de una ley

otras-noticias

Misioneras de la Caridad cierran sus obras benéficas y abandonan Nicaragua

otras-noticias

Publicidad