[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Insólito

Pros y contras de la inyección anticonceptiva


foto-articulo-Insólito

El 72,1 por ciento de las mujeres en edad fértil utiliza actualmente algún método anticonceptivo, según se desprende de la ‘Encuesta Nacional 2018 sobre la Anticoncepción en España’, elaborada por la Sociedad Española de Contracepción. El preservativo es el método anticonceptivo más utilizado, puesto que su uso se sitúa en un 29,6 por ciento, mientras que en segundo lugar se halla la píldora, referida por el 17,3 por ciento de las mujeres.

En el grupo de los anticonceptivos hormonales se sitúan también los inyectables intramusculares, aunque únicamente el 0,2 por ciento de las mujeres se decantan por esta opción. Sin embargo, “su nivel de efectividad es muy alto”, puntualiza en una entrevista con Infosalus el presidente de la Fundación Española de Contracepción, el doctor José Ramón Serrano. En concreto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sitúa su nivel de efectividad en más de un 99 por ciento “si se usa de manera correcta y sostenida”.

En Europa se comercializa una única inyección anticonceptiva que se administra cada tres meses. Su funcionamiento es sencillo. La OMS apunta que “hace más espeso el moco del conducto del cuello uterino, lo que impide el encuentro de los espermatozoides con el óvulo y evita la ovulación”.

La composición libre de estrógenos de la inyección es, junto a su efectividad, otro de los puntos fuertes de este método anticonceptivo. “En el mundo hay dos inyecciones anticonceptivas, una de estrógenos y progestágenos que no está comercializada aquí (sí en Sudamérica) y la que tenemos en España, que es de gestágenos”, según el experto, que añade que la que no puede encontrarse en España “tiene muchos efectos secundarios y se pincha mensualmente”.

En cambio, la inyección a la que sí pueden optar las mujeres españolas “no tiene prácticamente contraindicaciones porque no tiene estrógenos”, incide el doctor Serrano. Es el médico el que prescribe este método anticonceptivo y es una enfermera la que la administra en el propio centro de salud.

EFECTOS SECUNDARIOS

No obstante, el experto sí menciona dos inconvenientes. “El primero, como efecto secundario más o menos importante es que puede producir, si se usa a medio o largo plazo, tendencia a la osteoporosis”, matiza el presidente de la Fundación Española de Contracepción.

Por otro lado, “es que, de todos los anticonceptivos, es con el que más cuesta recuperar la fertilidad”, añade el doctor Serrano. “Si tomas pastillas anticonceptivas, al mes siguiente te puedes quedar embarazada. Pero con este se ha demostrado que puedes tardar un poquito más en recuperar la fertilidad normal”, expone el experto, que, no obstante, llama a la calma en este sentido porque “es un efecto secundario menor”.

Así lo avisa también la OMS. “Al cesar el uso, la fecundidad tarda en reaparecer entre cerca de uno y cuatro meses en promedio”, según el organismo, que también avisa sobre las hemorragias vaginales irregulares. Sin embargo, éstas son “comunes pero no dañinas”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción/ elPeriódico
Hasta siempre, Bob Porter

El músico estadounidense-guatemalteco murió el jueves pasado.

noticia Ricky López Bruni
La del pescuezo colorado

Sin Filtros

noticia AFP
Monaco busca acercarse a los primeros lugares

La vigésima jornada  de Ligue 1 comienza el sábado (20h00 GMT) con la visita a Montpellier (8º) de un AS Mónaco (4º) que buscará acercarse al podio de la clasificación, en el que Lyon, PSG y Lille luchan por el liderato.

 



Más en esta sección

Nestlé cierra el 2020 como un año en el que el corazón de Guatemala no se detuvo

otras-noticias

Juez Mynor Moto es electo como magistrado de la Corte de Constitucionalidad

otras-noticias

Tokio reducirá número de deportistas

otras-noticias

Publicidad