[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Insólito

“Escape de Alcatraz”: la carta de uno de los presos que ayudó a resolver el gran misterio


Este escape fue calificado como “la fuga del siglo”, pero los investigadores dieron por muerto a sus protagonistas

foto-articulo-Insólito

Clint Eastwood, Jack Thibeau y Fred Ward, fueron los personajes de una de las mejores y más recordadas películas de los años setenta y ochenta: Escape de Alcatraz. Una historia que narraba cómo había sido la fuga de tres ladrones de bancos de los años sesenta y cuyo final deja en suspenso y en la imaginación del espectador qué fue lo que ocurrió con los tres malhechores. Un suspenso que finalmente, casi 60 años después, parece haber llegado a su fin.

Los hermanos John y Clarence Anglin y su socio Frank Morris tenían todo planificado. Fueron los líderes y ejecutores de una de las mayores fugas del penal más famoso del mundo: Alcatraz, en San Francisco (EE. UU.).

Esto ocurrió el 11 de junio de 1962 y los tres desaparecieron en las aguas que unen la isla con el continente. Los investigadores los dieron por muertos. Y cerraron el caso.

Pero ahora, el FBI reabrió el caso y su búsqueda luego que llegara a sus manos una carta de uno de ellos en 2013. Aquí advertía que todo este tiempo había estado oculto y que había sobrevivido a la espectacular fuga. La misiva se hizo pública recién esta semana por esa dependencia norteamericana y obtenida por CBS San Francisco. ¿La firma? John Anglin.

“Mi nombre es John Anglin. Escapé de Alcatraz en junio de 1962 con mi hermano Clarence y Frank Morris. Tengo 83 años y estoy en mal estado. Tengo cáncer. Sí, todos pudimos escapar esa noche, ¡pero por poco!”, fueron las palabras que escribió el fugitivo en la carta que llegó a las oficinas del FBI hace ya casi cinco años.

Según las autoridades, esta carta obligó a reabrir lo que llaman un “caso frío”, por el paso del tiempo. Y pretendía un trato: “Si anuncian en TV que iré a prisión por no más de un año y que tendré atención médica, entonces les escribiré de nuevo y les dejaré saber el lugar exacto donde estoy. No es una broma”.

El escape diseñado por los tres delincuentes –dedicados al robo de bancos– fue perfecto. Ellos lograron agrandar los barrotes de sus celdas con un taladro casero. Luego de atravesar lo que era la puerta de entrada de su túnel, caminaron en la oscuridad de la noche a través de cañerías hasta llegar al techo. Con unos salvavidas improvisados y muy precarios, intentaron llegar a tierra firme, algo que las autoridades descartaron que hubieran logrado.

Pero su plan no terminaría allí. Para ganar tiempo en la búsqueda y desorientar a los guardias, los tres ladrones de bancos decidieron engañarlos colocando muñecos en sus camas para que creyeran que estaban durmiendo durante toda la noche. Las cabezas de estos maniquíes fueron hechas con papel maché y plástico. Y las pelucas tenían cabello real. El engaño fue absoluto.

El hecho fue colocado en película 17 años después, protagonizada por Clint Eastwood. En ella se muestra cómo se realizó el proyecto de fuga y qué fueron las cabezas que reemplazaron a los tres presos.

El fugitivo también contó que sus cómplices estaban muertos: Morris murió en 2008 y su hermano Clarence en 2011. Agencias de pericias investigaron restos de ADN, las huellas y la caligrafía de la carta enviada y, aunque las pruebas no fueron contundentes, continuaron con el rastreo. “Todo queda en un limbo”, señaló Jeff Harp, Analista de Seguridad al canal KPIX 5. Poco tiempo después del escape, el FBI dio por muertos a los tres. Pero la familia de los Anglin siempre sostuvo que habían sobrevivido y que se habían mudado a Brasil, desde donde mantenían el contacto. Los hermanos habían sido trasladados a Alcatraz desde el penal de Atlanta, donde habían intentado fugarse, aunque sin éxito.

Ahora, queda por comprobar si la carta que llegó hasta las oficinas del FBI es cierta y podría conducir a uno de los sobrevivientes de la mayor fuga de la historia de Alcatraz, el penal del que nadie podría escaparse.

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Mario Fuentes Destarac
Unión Centroamericana

Sigue sin restablecerse la integración de Centroamérica.

noticia Simón Gómez
Ford y Hyundai se llevan los galardones de los  Vehículos Norteamericanos del Año 2021  
noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Sismo de 6.1 fue sensible en el territorio nacional


Más en esta sección

Dos mujeres mueren de forma violenta en Xela

otras-noticias

Un restaurante ofrece platillos con cannabis a sus comensales en Tailandia

otras-noticias

MP y SAT allanan comercios que distribuyen productos de contrabando

otras-noticias

Publicidad