[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Insólito

Los 14 caminos más peligrosos del mundo que te dejan sin aliento


Las personas que alguna vez se han subido a una montaña rusa conocen lo que es sentir miedo en el camino. Sin embargo, ni siquiera esa atracción popular se puede comparar con caminos, carreteras y autopistas construidas a la altura de varios kilómetros sobre un abismo, en un desierto deshabitado, sobre el agua o incluso debajo de ella.

Genial.guru te invita a dar un pequeño viaje por las carreteras más inimaginables del mundo que opacarán cualquier atracción o deporte extremo.

 

El túnel Guoliang, China

El túnel Guoliang de un kilómetro, construido a través de un acantilado, lleva al pueblo del mismo nombre. En 1970, los habitantes del poblado hicieron el túnel y unas “ventanas” en él con sus propias manos, usando las herramientas que tenían. El ancho del túnel es de aproximadamente 4 metros, por lo tanto, los conductores deben tener muchísimo cuidado.

Mercado sobre la vía del tren Mae Klong, Tailandia

A primera vista el mercado Mae Klong se parece a cientos de otros mercados tailandeses. Pero solo hasta el momento que escuches el silbido del tren, cuyas vías pasan justo por el medio del mercado. Literalmente en cuestión de segundos los comerciantes retiran su mercancía para dejar pasar el tren que viaja a unos 15 km por hora.

Camino a Los Yungas, Bolivia

El camino a Los Yungas une las ciudades bolivianas La Paz y Coroico. Bajando de una altura de 3.300 a 360 metros sobre el nivel del mar, forma muchas curvas que son muy difíciles de pasar. El camino es muy angosto, y si dos camiones se topan de frente, uno de ellos tendrá que retroceder un buen lapso de camino para que ambos tengan paso.

Eyre Highway, Australia

Al mirar esta carretera jamás pensarías que es tan peligrosa. Sin embargo, la cantidad de accidentes en esta carretera australiana de 1.660 kilómetros, que pasa lejos de los poblados, es muy grande. La explicación es sencilla: los paisajes aquí son tan monótonos que los conductores literalmente se quedan dormidos al volante.

Ferrocarril “Nariz del Diablo”, Ecuador

El ferrocaril “Nariz del Diablo“ pasa por la montaña del mismo nombre, la cual se eleva a 800 metros de altura. Hace tiempo a los turistas se les permitía viajar en este tren arriba de los vagones, pero ahora este tipo de ”asientos” están prohibidos.

Puente ferroviario Pamban, India

El puente Pamban une la parte continental de la India con la isla homónima. En 1964 el puente fue destruido por vientos fuertes del estrecho de Palk, por lo tanto ahora cuando la velocidad del viento supera los 55 km/h a todos los trenes se les envía una señal especial para advertir del peligro posible.

Carretera del Karakórum, Pakistán y China

La carretera del Karakórum de 1.300 metros se considera una de las más montañosas del mundo: uno de sus tramos pasa por la altura de 4.600 metros. Las lluvias de monzones en verano muchas veces dañan la carretera causando deslizamientos de tierra, y durante el invierno, la carretera es cerrada debido a las condiciones climáticas y probables avalanchas.

Passage du Gua, Francia

Este camino a primera vista tan sencillo une la isla de Noirmoutier con Francia continental. Sin embargo, durante la marea alta, se sumerge por completo bajo 4 metros de agua, y solo es posible transitar por ahí a ciertas horas del día.

Carretera Leh—Manali, India

La carretera de Leh—Manali pasa a través de varios puertos de montaña que están a una altura de 4 a 5 kilómetros. La carretera es muy estrecha, pero aún así los conductores locales pasan por ella a una velocidad grande.

El Camino al Cielo en la Montaña Tianmen, China

La carretera de 11 kilómetros que cuenta con 99 curvas lleva a la cima de la montala Tiamen, donde está ubicado un templo budista. En algunos sitios la distancia entre las curvas es de menos de 200 metros, por eso los conductores deben estar atentos al máximo.

La carretera por el Salar de Uyuni, Bolivia

La carretera que atraviesa el Salar de Uyuni se ubica a 3.650 metros sobre el nivel del mar. Los paisajes locales son tan inusuales que es fácil perderse ahí, y los móviles son básicamente inútiles. Si vas con un grupo de excursión, está seguro, pero si piensas ir por tu cuenta, no es muy recomendable. Además, de noche la temperatura puede bajar hasta −30°C.

El camino Skippers Road, Nueva Zelanda

Múltiples hoyos y acantilados, bajadas empinadas, giros repentinos, puentes colgantes y estrechamiento severo del camino: estas no son todas las sorpresas que te esperan si quieres atravesar el Cañón Skippers. Las empresas locales que se decidan a la renta de autos, ni siquiera les dan seguro a las personas que piensan conquistar esta ruta.

Autopista Dalton, Alaska, EE.UU.

Solo 175 kilómetros de esta autopista de 666 kilómetros tienen pavimento, el resto del viaje tendrías que hacerlo por la gravilla. A lo largo de todo el camino solo se encuentran 3 puntos poblados, 3 gasolineras y solo un hospital. A cada una de las personas que entran a esta autopista, la policía les revisa que tengan todo lo necesario para sobrevivir en las duras condiciones climáticas de Alaska.

“Tren a las nubes”, Argentina

A lo largo de 217 kilómetros de este ferocarril, el tren pasa por 21 túneles, 42 puentes, 2 espirales y 3 zigzags. Su nombre romántico se debe a la altura en la cual se ubican algunos tramos suyos: a veces es tan alta que los trenes atraviesan las nubes.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Autoridades guatemaltecas buscan frenar la Caravana de migrantes
noticia
Cómo convertir la pérdida de tu empleo en una oportunidad
noticia AFP
En Eslovenia, bicicletas por todas partes para celebrar un espectacular año ciclista

Bicicletas iluminadas suspendidas en los balcones, en lo alto de algunas paredes o adornando el escaparate de una tienda: ciudadanos de Eslovenia decidieron aplaudir con originalidad a sus ciclistas, que han iluminado con sus éxitos un duro año 2020.

Lo han ganado todo o casi: Tadej Pogacar, el increíble vencedor del Tour de Francia, y su compatriota Primoz Roglic, segundo en la ‘Grande Boucle’ y campeón de la Vuelta a España y la Lieja-Bastoña-Lieja.

Fue en la pequeña región de Karst y Brkini (oeste), de fuerte tradición ciclista, a unos 80 kilómetros de la capital Liubliana, donde nació la idea.

“Queríamos homenajear los resultados de nuestros corredores y aportar una nota positiva en la crisis actual”, explicó a la AFP Tina Jancigaj Avsec, una de las organizadoras de la acción.

Eslovenia, pequeño país de la Unión Europea de dos millones de habitantes, se ha visto duramente golpeada por la segunda ola de la pandemia del covid-19 y estas atípicas decoraciones de Año Nuevo suponen un bálsamo en los corazones de sus habitantes, bajo fuertes restricciones desde hace muchas semanas.

Mientras recorren los pueblos, ahora se divierten descubriendo las instalaciones y enviando sus fotografías a los iniciadores del reto, que han prometido premios para los diez mejores.

Antiguas bicicletas sacadas del garaje o máquinas de competición, bicicletas de niño e incluso ruedas de carruajes de otros tiempos, adornadas con luces, aparecen por las curvas de los caminos, en los jardines, plazas públicas o en las fachadas de las casas.

Las ruedas “simbolizan la acción, el movimiento al futuro” y un año 2021 que todos esperan más feliz, señala Jancigaj Avsec. Es el momento de “promover el turismo en nuestra región y de no caer en la depresión del coronavirus”.

Aunque ella niega cualquier connotación política, protestantes antigubernamentales las han convertido en un símbolo de “resistencia”, según la expresión del semanario de izquierdas Mladina.

Algunos han publicado en las redes sociales fotografías de estas bicicletas decoradas, haciendo referencia a las manifestaciones ciclistas organizadas en los últimos meses en las grandes ciudades del país para protestar contra la gestión de la crisis sanitaria.



Más en esta sección

“El Chancle”

otras-noticias

Las entrañas del poder VI

otras-noticias

El Panteón no es para Rimbaud

otras-noticias

Publicidad