[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Cine&TV

Clásicos del cine que puedes ver ahora mismo en streaming


foto-articulo-Cine&TV

De El Mago de Oz a Fight Club, estos films fueron considerados fracasos financieros o de la crítica cuando fueron estrenados, hoy son clásicos del cine.

Muchas de las películas que fueron consideradas clásicos del cine no destacaron en un principio como historias exitosas ni entre la crítica, ni desde el punto de vista financiero. Un fracaso en el lanzamiento es algo que puede atribuirse a una serie de razones más bien impredecibles, como a fechas desafortunadas, una sensibilidad demasiado adelantada para su tiempo, o el hecho de que coincidieran con el lanzamiento de alguna película de otro estudio con mucho más presupuesto de marketing. Algunas veces, la suerte es lo único que separa a un auténtico éxito de un estrepitoso fracaso.

Pero bien sea por obra del boca a boca, los cambios en los gustos de la audiencia o simplemente, la suerte, algunas películas que inicialmente estuvieron fuera del radar, terminaron por gozar de una nueva oportunidad, conquistando los corazones (y las plataformas de streaming) de los cinéfilos de todo el mundo. De El Mago de Oz a Fight Club, revisitamos 7 clásicos del cine que no tuvieron el mejor de los comienzos, pero acabaron ganándose el estatus de cintas de culto a través del tiempo.

  1. El Mago de Oz (1939)

Aunque puede que no luzca como un monto enorme para las audiencias modernas, el presupuesto de 2.6 millones de dólares de El Mago de Oz no era ningún chiste en 1939, especialmente si se toma en cuenta que el costo de una película promedio de la Metro-Goldwyn-Mayer se fijaba en un máximo de 1.5 millones. Al generar a penas 3 millones de dólares en la taquilla, este hoy amado film de culto fue considerado entonces un fracaso financiero.

El montón de las malas reseñas que la siguieron tampoco ayudaron, tal como se ejemplifica en el texto que le dedicó Russell Maloney en The New Yorker: “Sentí disgusto sentado en la butaca, ante la nueva producción Technicolor de MGM, El Mago de Oz, que no tiene ni una pizca de imaginación, buen gusto ni ingenio”. Tomó 10 años para que este clásico se convirtiera en un éxito financiero y aún más para que el film recibiera el visto bueno de los críticos. Disponible en YouTube.

  • Ciudadano Kane (1941)

Considerada una de las grandes películas de todos los tiempos, por su temática progresiva, su estilo innovador y su ingeniosa estructura, la tan reverenciada Ciudadano Kane sigue siendo una fija en la lista de “Las 100 Mejores Películas” en IMDB. Claro que la joya de la corona de Orson Welles siempre ha sido una consentida en los rankings, incluso en la fecha de su lanzamiento, en 1941. Desafortunadamente, las reseñas favorables no garantizan el éxito financiero: Kane reunió apenas 1.5 millones de dólares en la taquilla.

Mientras algunos piensan que el tema de la película era demasiado cínico para las audiencias de la época, se le atribuye al magnate mediático, William Randolph Hearst, el desempeño mediocre de en la taquilla de Ciudadano Kane. Se dice que Hearst, quien fuera la inspiración para la historia del personaje Charles Foster Kane, prohibió a la prensa mencionar este dato usando su nombre. Disponible en Mubi.

  • The Rocky Horror Picture Show (1975)

No fue con una explosión, sino con un quejido, que se inició la proyección del musical de horror The Rocky Horror Picture Show, mientras al “dulce travesti” Frank-N-Furter y sus amigos, los desalojaban de las salas de cine, debido a la escasa audiencia que los acompañaba. Al final, el Waverly Theater de Nueva York empezó a exhibir la cinta fuera del horario regular, iniciando, sin saberlo, la hoy larga tradición ritual de ver esta película en función de medianoche.

Hoy, The Rocky Horror Picture Show es la película que se ha exhibido continuamente durante más tiempo, apareciendo semanalmente en las carteleras de salas de cine alrededor del mundo, generalmente con un elenco que la recrea en el escenario mientras la cinta es exhibida en la pantalla al fondo, y con la audiencia vestida como sus personajes favoritos. Financieramente, la película también ha salvado su honor: es una producción de 1.4 millones de dólares que ha recaudado cerca de 140 millones alrededor del mundo. Disponible en Amazon.

  • Abracadabra (1993)

El 16 de julio de 1993, Abracadabra llegaba a los cines estadounidenses. Ese mismo día, una peliculita sobre la amistad de un niño con una orca llamada Willy acabó con todas las predicciones de la taquilla del momento, mandando a volar a las brujas Sarah Jessica Parker, Bette Midler y Kathy Najimy fuera del ranking de las mejores 10 tras apenas dos semanas de estreno.

Las pérdidas de taquilla que resultaron de este evento le costarían millones de dólares a Disney. Pero, como por arte de magia, el legado de Abracadabra sería resucitado por la televisión gracias a los contenidos sindicados, así como las ventas en VHS y DVD, y se ha convertido desde entonces en una indispensable de cualquier maratón de Halloween. Se dice por ahí que viene una secuela exclusiva en Disney+.

  • Sueños de fuga (1994)

Considerando el amor universal que se le profesa hoy a la omnipresente Sueños de fuga, este drama ambientado en una prisión ocupa el número uno del ranking de las 250 mejores películas de IMDB (derrotando a títulos como El Padrino, de 1972 y La lista de Schindler, de 1993) es imposible creer que fuera un fracaso en la taquilla en 1994. No llegó siquiera a recuperar los 25 millones de dólares que costó, llegando a la línea de meta con apenas 16 millones recaudados. ¿Cómo fue posible?

Con un título algo complicado (The Shawshank Redemption, en inglés) y dos gigantescas máquinas de ganar premios acaparando los focos ese mismo año (Pulp Fiction y Forrest Gump), parece que esta joya sólo necesitaba otro empujoncito. Siete nominaciones al Oscar, que incluyeron Mejor Película; en conjunto con una fuerte inversión en marketing para el alquiler en VHS, finalmente lograron picar la curiosidad de la audiencia, convirtiéndola en el clásico indiscutible que es hoy en día. Disponible en Netflix.

  • Fight Club (1999)

La ames o la odies, la adaptación fílmica de la novela de Chuck Palahniuk se ha convertido en la obra maestra de su director, David Fincher, y The New York Times la ha llamado “la película de culto definitiva de nuestra época”. Aunque no fue así en 1999. Tanto la audiencia como la crítica estuvieron divididas y muchos encontraban la visión de la obra de Palahniuk demasiado desoladora, violenta y nihilista, lo que resultó en una bienvenida más bien tibia en la taquilla.

Con la paranoia del Y2K desatada ante la llegada del nuevo milenio, es probable que la audiencia más convencional estuviera simplemente huyendo de todo lo que le pareciera oscuro y sombrío. Pero por suerte, El Club de la Pelea recibió un nuevo respiro gracias a las astronómicas ventas en DVD, para finalmente convertirse en uno de los más grandes éxitos inesperados de los años 90 y en un clásico de culto. Disponible en HBO.

  • Donnie Darko (2001)

Este cuento de bajo presupuesto, con viajes en el tiempo, hipocresía suburbana y un conejo parlante llamado Frank, se estancó en la taquilla pese a tener un elenco de primera (que incluye a los hermanos Gyllenhaal, Drew Barrymore y Patrick Swayze). Estrenada poco después de los ataques terroristas del 11 de septiembre, la película estaba posiblemente predestinada al fracaso, pues la audiencia estaba buscando algo más ligero en ese momento. Pero esta es, también, una historia de redención, y Donnie Darko siguió allí para recuperar lo que costó hacerla (y luego un poco más) gracias al boca a boca y las ventas internacionales en video.

El film también introdujo a los Gyllenhaals y catapultó la versión de Gary Jules del hit de Tears for Fears de 1982, Mad World, al tope de las listas. Desafortunadamente, los trabajos sucesivos del director Richard Kelly, Southland Tales (2006) y The Box (2009), demostrarían que un rayo nunca te pega dos veces. Pero con todo, Donnie Darko es un legado estelar, aunque sea uno accidental. Disponible en Mubi.

Artículo por Vogue

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Solicitan expulsar de partido a diputado que apoyó moción para aprobar el Presupuesto 2021
noticia
Que es lo que piensa Keanu Reeves sobre su personaje de John Wick
noticia AFP
Los enfermos de covid-19 “mendigan” camas en los hospitales del Líbano


Más en esta sección

Maduro dispuesto a “nuevo camino” en relaciones con EE. UU.

otras-noticias

Capturan a hombre por el asesinato de su esposa y cuñado en Zacapa

otras-noticias

Presidente mexicano dice que Biden destinará US$ 4 millardos a Centroamérica

otras-noticias

Publicidad