[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Cine & TV

Raphael: una entrevista


En el tributo al actor participaron autoridades, colegas y admiradores.

foto-articulo-Cine & TV

Francia rindió este jueves un homenaje solemne a Jean-Paul Belmondo, el Magnífico, fallecido el lunes a los 88 años, un actor que supo encarnar a un país “feliz”, en palabras del presidente Emmanuel Macron.

Amamos a Jean-Paul Belmondo porque se nos parece. Era ese hombre entre los hombres”, dijo Macron en el Patio de Honor de los Inválidos, un recinto histórico de París, reservado para los grandes personajes y las grandes ocasiones.

En un país desasosegado por la pandemia del covid-19, inquieto ante la incertidumbre económica, Macron utilizó la figura de Belmondo para tratar de insuflar un mensaje de esperanza.

Belmondo, con su gran sonrisa y su aire bonachón, dijo, forma parte de una “mitología de la Francia feliz”.

“Fueron seis décadas de cine y teatro en la que nos abrazó a todos” explicó el mandatario francés.

“Nunca cesó de buscar la felicidad, pero también de entregarla”, había dicho poco antes Victor Belmondo, nieto y a su vez también actor.

Admiradores de Jean-Paul Belmondo esperan el paso de su féretro. Foto: AFP

Emoción en la familia

Aunque finalmente con menos público de lo esperado, la ceremonia fue solemne.

La entrada del ataúd al Patio de Honor, bajo un sol reluciente y el redoble de los tambores militares, suscitó emoción entre la familia del actor.

Los seis nietos de Bébel desfilaron hasta el estrado para agradecer los testimonios de simpatía nacional. Luego subió el presidente.

Belmondo fue “inmortal no solamente por sus películas, sino porqué enseñó sus artes” a la generación posterior, recordó Macron.

Entre el público asistente se hallaban estrellas actuales del cine francés como Jean Dujardin, y un millar de fans.

Macron, que afronta unas difíciles elecciones presidenciales el año que viene, volvió a empuñar con decisión el fallecimiento de un personaje popular para intentar forjar una unanimidad nacional.

Hace tres años fue la muerte del cantante de rock Johnny Halliday en diciembre de 2017, que provocó un auténtico fervor popular en las calles de París, desconocido desde el deceso de una figura como Edith Piaf.

“Un monumento”

Tras la ceremonia estaba previsto que pudieran desfilar ante el féretro  todos aquellos que lo deseen.

Un dispositivo excepcional, que fue aplicado por última vez con la muerte del presidente Jacques Chirac en 2019.

Brigitte Ratou llegó de Le Mans. “Llegué a las 07h00. Para mi es importante estar aquí, es como decirle adiós a un amigo de toda la vida, a alguien que estuvo ahí desde mi adolescencia“, explicó a la AFP.

“Es uno de los últimos grandes actores franceses. Atravesó todas las épocas. Es todo un monumento que desaparece”, declaró Eric, de 38 años. 

Películas míticas

Carismático sin ser un sex symbol como Alain Delon, Jean-Paul Belmondo fue una estrella de cine reconocible dentro y fuera de Francia por su chulería simpática y su desenvoltura en todos los papeles, desde la comedia a los dramas, pasando por el cine de acción, que le encantaba porque le permitía jugarse el cuello haciendo acrobacias, una de sus aficiones.

Empezó con las míticas películas en blanco y negro Sin Aliento y Pierrot le Fou de Jean Luc Godard, uno de los directores de la denominada Nouvelle Vague. Luego fue alternando con comedias y películas de acción.

Su carrera estuvo jalonada de enormes éxitos en Francia:  El hombre de Río (1964), El Magnífico (1973) o Borsalino (1970).

Dominó las listas de éxito y los premios durante 20 años. Luego desapareció de las pantallas, en 2001, tras un accidente cardiovascular. Pero seguía siendo adorado por el pueblo francés.

Su muerte marca un antes y un después en el cine francés, que tuvo su época de oro en aquellos años 1950, cuando exportaba películas al mundo entero.

Una época en la que un actor joven podía permitirse el lujo de abandonar sus estudios en el Conservatorio de París para aprender “sobre el terreno“, casi como en un juego, junto a sus compañeros: Jean Rochefort, Claude Rich, Jean-Pierre Marielle, Jean-Pierre Mocky, Guy Bedos. Todos ellos fallecidos. 

Con más de 80 filmes a sus espaldas, Bébel era la encarnación de la chulería y el “bon vivant”.

Delon, tres años más joven que él, se declaró el lunes “totalmente devastado” por la muerte de su amigo.

Y Brigitte Bardot declaró: “pienso en él, lo amaba. Lo echo de menos y no quiero hablar más de ello, el dolor más intenso es mudo”. 

El funeral de Belmondo será el viernes, en la iglesia de Saint-Germain-des-Prés. Seguido de una cremación en la intimidad familiar.  

También te puede interesar:

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Cuba inicia ensayo clínico con niños de sus inmunizantes anticovid
noticia EFE
La ONU pide el fin del embargo a Cuba con la única oposición de EE.UU. e Israel

La Asamblea General de la ONU condenó por 29ª vez el embargo estadounidense impuesto a Cuba hace casi 60 años por 184 votos a favor, entre ellos el de Guatemala.

noticia María Aguilar
La importancia de nombrar

El viernes pasado retornaron a Guatemala los restos de:



Más en esta sección

PGN rescata a los hermanos de niño que falleció en la colonia El Milagro

otras-noticias

Guastatoya iguala con Alajuelense

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

Publicidad