Lunes 1 DE Junio DE 2020
ElPeladero

Chapines atrapados 

Fecha de publicación: 04-04-20

La crisis de la pandemia dejó atrapados a cientos de guatemaltecos en varios países, particularmente en España, República Dominicana, Argentina, Perú y Estados Unidos de América. La Cancillería debe velar por los intereses, la seguridad y la salud de nuestros paisanos y debe desarrollar capacidad logística para coordinar la repatriación de los estudiantes y turistas en el exterior, muchos de ellos sin dinero para sobrevivir e incluso sufriendo problemas de salud. Este noble Peladero insta al Ministerio de Relaciones Exteriores a que promueva coordinaciones del más alto nivel (Presidente a Presidente, Canciller a Canciller) para lograr dotación de albergues, alimentación y salvoconductos para los chapines y operar, ya sea con aviación civil, militar o vuelos chárter, para su pronto retorno, sin percances ni problemas.

Alerta roja en Matamoros

El 9 de febrero, el viceministro de Seguridad del Mingob, Gendri Reyes, y dos de sus tenebrosos colaboradores visitaron a varios señorones de la industria del polvo blanco recluidos en Matamoros. Se tardaron varias horas en negociar, sin darse cuenta que se había regado entre reclusos y personal que estaban allí. Al verse descubiertos pidieron a los mismos señorones unos teléfonos y ordenaron una requisa fingida (que, por cierto, nunca la realiza un alto funcionario). Los señorones ya cumplieron parte de su acuerdo, pues lograron colocar la semana pasada a uno de los colaboradores de Reyes, Luis Rodolfo Escobar Ovalle, como director del Sistema Penitenciario, con lo cual aseguran sus comodidades y eventuales fugas, pues varios de ellos son extraditables. Además, los señorones están utilizando su poder de influencia para que el gobierno destituya al Ministro de Gobernación y en su lugar ellos puedan colocar a Reyes. El acuerdo es que al llegar como titular del Mingob, Reyes se encargará de facilitar fugas, asegurando también que sus cargamentos ingresen sin molestias al territorio nacional.

Experimentado Packman

Mientras los ojos del mundo se voltean y enfocan en la evolución de la pandemia, otros aprovechan para prepararse en grande a celebrar contratos con el Estado, que serán pagados con los impuestos de los guatemaltecos. Es el caso del dueño de la empresa Farex, de apellido Morales, que asegura feliz que muy pronto hará negocios a gran escala con el Fondo de Desarrollo Social del Mides. Morales y su empresa tienen un amplio récord de controvertidos contratos con instituciones del Estado, desde garitas en Puerto Quetzal cuyo costo giraba alrededor de Q28.7 millones y, sin embargo, cobró Q41.6 millones; la reposición de una carretera en San Marcos con el CIV por Q38.9 millones; aulas educativas en el Mineduc, sobrevaloradas en Q201 millones y venta de láminas, con presuntos sobreprecios de un Q1 millón, en el mismo Fodes el año pasado.

Piñata en Villa Nueva 

Edmundo David Monroy Maeda, gerente de la Municipalidad de Villa Nueva, tiene varias denuncias en la Fiscalía contra la Corrupción del MP. Está señalado de forzar la adjudicación, en medio de la crisis del COVID-19, de eventos por más de Q2 millones a favor de la empresa Nandy’s, S.A., una empresa que, por cierto, siempre ha ofertado desde años atrás. Monroy Maeda tiene influencia, junto con Juan Carlos Ruano y dos de los concejales del periodo anterior. No está clara la razón por las que el alcalde Gramajo es ciego, sordo y mudo de frente a estas averías.

Se rotan las direcciones del CIV 

El último nombramiento del CIV en Provial, sustituyendo al experto en transas de Percy Mogollón, es el connotado Manolarga Rocael Herrera Navas, conocido porque ordeñó hasta la última gota de la Unidad de Vivienda Popular (Udevipo), en tiempos del PP. Al parecer, después de duras negociaciones, al ministro del CIV, Edmundo Lemus, le llegaron y satisficieron sus expectativas.

La Línea en el Congreso

Sergio Pérez, en su momento candidato del Teniente Jerez y los muchachos de La Línea para la Contraloría General de Cuentas, es el principal asesor de Allan el Mastodonte Rodríguez, flamante presidente del Congreso y conocido por sus amigos con el cariñoso mote de Masto. A pesar de que el distinguido presidente del Congreso buscó en los yunaits hacer puente con los gringos, su entorno asegura una inevitable futura candidatura para ser pedido para pasar unos buenos años en la sombra, en la tierra de Micky, siguiendo los pasos que también le esperan a La Gruesa.

Agua para su molino

Al calor de los whiskies en el mismo pleno del Congreso y con más de cinco horas de atraso, un grupo de diputados decidió recetarse préstamos con recursos del Estado. La idea fue de Felipao Alejos, apoyado en su brillante idea por Mynor Mejía, preocupado por su fábrica de escritorios; Vitelio Lam, por sus negocios del cuero; Víctor Guerra, por su empresa de cable; Sanchinel, por la venta de ganado lavado y el restaurante la Cacerola, el preferido por los gatilleros. El apoyo de también vino de  Montepeque de FCN, de Carolina Orellana de UCN, de Luis Galindo de Valor y Rudy Pereira de FCN, entre otros empresarios diésel. Ya en plena celebración intervino Raúl Solórzano (versión vergonzosa de Demóstenes) diputado por Quiché, quien ni podía hablar de la “papalina” que se puso con sus compinches.

Unos en la pena y otros enfocados en la pepena

> Hace unas semanas fue removido el viceministro administrativo del Ministerio de Salud, Danilo Sandoval. Fue reemplazado por Héctor Giovanni Marroquín, quien según parece, pertenece al conocido club de los Manos Largas. Para empezar, Marroquín congeló todas las compras y hasta estableció un compás de espera para adelantos en “contante y sonante”, así como “arreglos” en cada contrato, anulando compras de empresas que no abren sus gavetas. Además, está cocinando varios eventos solo para que empresas afines a su estructura puedan participar, entre ellas una de tecnología. Mientras el Vice se entretiene en estos menesteres, y se carece de recursos en la magnitud voluminosa requerida para enfrentar la fase más crítica de la pandemia y los hospitales designados no cuentan incluso con suficientes pruebas para “testear” el COVID-19, y el personal carece del equipo básico de protección para atender pacientes, ni se cuenta con los ventiladores y demás equipo y medicamento indispensables para salvar la vida de la población afectada.

Compromiso a manos llenas

Casas, sueldos, contratos, obras y hasta puntos canjeables consiguieron los diputados oficialistas Masto Rodríguez, presidente del Congreso, Mynor Mejía y Arana, por lograr la convocatoria para ayer sábado y hoy domingo, para sendas sesiones del legislativo. Necesitan Q724 millones en el CIV para repartirse y repartir a Felipao Alejos, a Nájera, al diputado Rosales de Valor y a Napo Rojas de UCN.

Narcodestitución 

Por no aceptar el traslado de narcos al Zavala, fue destituido el Director de Presidios, quien se negó a seguir las órdenes del viceministro de Gobernación, la joya Gendri Rocael Reyes Mazariegos, sobre quien se sabe las agencias antidrogas internacionales ya le están respirando en la nuca.

Espiral de polvo blanco

Mientras los guatemaltecos estamos concentrados por la emergencia del COVID-19, el crimen organizado se encuentra en plena cosecha y pepena, a todo vapor y tienen a su disposición la infraestructura terrestre, aérea y marítima del país. En Washington la preocupación crece e incluso se habla de un despliegue de operativos en el “Cono Norte” y el Caribe. Las fuerzas de la seguridad del Estado, bien gracias, aparentemente inmunes a las pandemias.

El mero jefe 

Las malas lenguas dicen que quien tras bambalinas ha estado suplantando las funciones del Ministro de la Defensa, del jefe de la SAAS, del comandante de la Fuerza Aérea y hasta del Ministro de Gobernación, es el actual comandante de la Guardia Presidencial, coronel aviador Henry Giovanny Reyes Chigua, cuya fama en el Army se extiende únicamente a su propensión al baile en el que la ropa sobra, pues es un connotado bailarín.