Viernes 21 DE Febrero DE 2020
ElPeladero

Dilapidando hasta el último momento

Fecha de publicación: 28-01-20

> Alfonso Alonzo, fotógrafo de “medio pelo”, exministro de Ambiente y cobrador entre 2016 y 2018, era el mismo que viajaba en un flamante helicóptero ecuriel del “fee”, que los señorones del negocio de polvo blanco que no es harina pagaron sobre bases mensuales al Ejecutivo. Además de comprar en esa cartera en sus últimos días un software inservible de Q14.9 millones, dejó a centenas de sus inútiles funcionarios serviles y corruptos con contratos bien pagados en el MARN, esperando pasen desapercibidos para el nuevo gobierno, tal el caso de Alfonso Cordón y Ricardo Morras, entre otros. Alfonso Cordón fue su sirviente personal en trivialidades, y lo premió con un contrato de Q20,000 mensuales como asesor de negociaciones en la temática de cambio climático, no obstante carece de conocimiento y de experiencia en el tema.De cualquier manera, Alonzo, como la mayoría de ministros de Morales, fomentó que los empleados de su cartera se sindicalizaran y emplazaran a sus respectivos ministerios, para que las nuevas autoridades no les puedan quitar el chance.

Decisiones presidenciales inminentes

A cualquier costo se fuerza la intervención del IGSS y la salida de UNOPS. El Seguro Social será dirigido por quien se imponga en la disputa entre Leyla Lemus y Roy Dedet y sus huestes. Para facilitar la intervención se inició un proceso de descrédito y descalificación.

También TCQ será concesionado a un tercero, pues no renovarán contratos a los holandeses de ATM. Asimismo, serán objeto de concesión Champerico y El Arenal, en Santo Tomás. El aeropuerto La Aurora y los demás aeropuertos serán concesionados a marchas forzadas. La transversal del sur será otorgada a empresas constructoras mexicanas y el mismo destino correrá el proyecto del Metroriel.

Es muy posible que el Sistema Penitenciario sea entregado a los Dedet, por medio de Mario Ruano San José, quien salió a la palestra por sus discutidas ejecutorias en Puerto Quetzal y su rentable estadía en Mariscal.

Indiscreta y habladora

En la presidencia del Organismo Judicial, el Hombre en la Luna y su mejor amigo Othmar Sánchez, dejaron de cuije a Nora Torres para que los mantenga informados de la evolución de sus respectivos casos y de sus contingencias judiciales, devengando un salario mensual de Q30 mil. Sin embargo, habla demasiado, shute que es, se mete por todos lados y es excesivamente indiscreta y en la presidencia de la Corte Suprema de Justicia han decidido escabechársela.

Titanes en el ring

Opiniones jurídicas y dictámenes van y vienen, así como las presiones sobre el directorio de la SAT. Edgar Barquín promueve a Del Cid Pinillos, quien fuera ministro de Finanzas y presidente del IGSS en tiempos de la Doña. Julio Héctor Estrada y el ministro de Economía Malouf, quieren mantener a Abel Cruz, quien por cierto, en medio de un contexto difícil y complejo ha tenido un buen desempeño. Las estructuras más siniestras quieren al actual intendente de aduanas Werner Ovalle, de suerte, que se restablezca el monopolio milico en las aduanas.

Viajar es vivir: que lo digan en Copredeh

Durante 2019, el expresidente de la Comisión Presidencial de Derechos Humanos, Jorge Luis Borrayo Reyes, junto a un grupo selecto de sus subalternos y asesores, disfrutaron de viáticos para sus periplos al extranjero, según datos que figuran en la Información Pública de esta dependencia, de Q748,104.05.Entre los viajes más largos y placenteros de Borrayo, se encuentra el que realizó, desde el 31 de mayo al 27 de junio –prácticamente un mes- en Estados Unidos, argumentando que atendió trámites en fase final de los pagos de resarcimiento individual a comunidades afectadas por la construcción de la hidroeléctrica Chixoy. A lo largo de ese mes, Borrayo gastó Q84 mil 570.86 solo por concepto de viáticos. De la misma manera, el funcionario viajero cobró viáticos en los meses de febrero, marzo, abril, mayo (por cierto se dio un descansito en junio), julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre por sumas mayores a los Q16,898.00 al mes. En total, solo por concepto de viáticos percibió Q375,061.30.No conforme con sus viajes, autorizó las salidas a diferentes países del mundo al director ejecutivo Felipe Sánchez González, quien percibió Q86,533.01; Carla Gabriela Morales, Q74,345.19; Lourdes Woolfolk, Q88,819.78 y William Oswaldo Ramírez Q81,357.34. En 2018, Sánchez, Woolfolk, Borrayo y Morales cobraron Q305 mil 111.20 por concepto de viáticos, según registros disponibles en la página de Acceso a la Información de la Copredeh.

Borrayo y su combo viajaron constantemente a costa de los impuestos de los guatemaltecos. Como suele suceder, no hubo resultados concretos, pues dejaron estancados procesos y se orientaron a disfrutar vida de sibaritas. La Contraloría General de Cuentas debería revisar estos despilfarros, sobre todo, porque de entrada, la Constitución solo contempla dos secretarías de la Presidencia, y Copredeh es más bien una comisión temporal que carece de Ley, no obstante el Congreso le asigna presupuesto, como más de 20 secretarías de la Presidencia que gastan recursos a manos llenas, sin sustento legal. En el caso de Copredeh, usurpa funciones de la Cancillería.